Autocensura

Leí en El Excremento del Diablo, The Devil’s Excrement, que Miguel Octavio ha recibido advertencias y amenazas veladas por escribir en su blog lo que escribe todos los días.

Cito:

“Over the last two and a half years I have been writing this blog, without much concern about what I said or about whom. This is no longer the case. After recently receiving public, veiled and private warnings and threats, many of you may have noticed that my blog has become more newsy and and I have made it less opinionated or reduced the amount of color that I add to the news. This will be the case while I figure out where to go from here.”

Traduzco libremente:

“Cerca de los últimos 2 años y medio he estado escribiendo este blog, sin mucha preocupación acerca qué dije o acerca de quién. Este ya no es el caso. Luego de recibir recientemente públicas, veladas y privadas advertencias y amenazas, algunos de ustedes pueden haber notado que mi blog se ha puesto más noticioso y lo he hecho menos opinionado o reducido la cantidad de color que añado a las noticias. Este será el caso mientras dilucido adonde ir desde aquí.”

La verdad es que lo de las amenazas no tendrán éxito en el largo plazo. Las cosas que pasan siempre se saben y más en nuestro país en donde especialmente a funcionarios menores de gobierno les encanta dárselas de importantes, de que “saben cosas” y por eso todo el mundo termina sabiendo los cuentos de las primeras damas, barraganas, corruptelas, cangrejos, componendas políticas, acuerdos de cogollos, etc. , en medio de unos güisquicitos. El chisme vulgar, radio bemba que llaman. Esto no es nuevo, ni tampoco de la 4ta. República, es de siempre. Desde que fuimos provincia del reino hasta ahora que andamos en un quinto intento republicano.

Antes era más fácil impedir que las informaciones se diseminaran pero ahora con los sms, e-mail, sitios, newsletters, blogs, photoblogs, radioblogs, etc es como tratar de impedir el paso de la luz del sol por un colador. Así que a los intimidadores les deseo suerte con los no sé cuantos millones de usuarios de la red, telefonos celulares, etc con los que cuenta Venezuela a los que no podrán callar ni tracear si se toma conciencia de lo útiles de estas herramientas con fines políticos y que hasta ahora han sido bastante sub-utilizadas.

Si The Devil’s Excrement desaparece, seré una de las primeras en entenderlo porque no vale la pena malograrse por el señor que nos gobierna el país. Ya hemos visto que las muertes que se han producido hasta ahora no han sido honradas con ninguna investigación seria ni han sido hallados o acusados los culpables. Somos muchos los que no las olvidamos, pero a la mitad del país parecen no importarle… ¿qué esperanzas nos quedan entonces en la calidad humana del país, si hay aparentemente una mayoría a la que no le interesa que esos casos se resuelvan?

Si los seguidores del presidente están dispuestos a morir por él, pues me parece tan inteligente como la vocación de los que se suicidan estallándose en pedazos en el medio Oriente, con la diferencia de que estos últimos por lo menos tienen la oferta del cielo lleno de vírgenes del Islam y el prestigio y honor del martirio dentro de su sistema de creencias. Yo no entiendo la religión que adora dioses de carne y hueso y con tantos defectos humanos a la vista, como la que pareciera ser el chavismo. Porque no se me presenta como la lealtad a una ideología sino a una persona, falible como cualquier otro ser humano y capaz de aciertos también. Es decir ni más ni menos que cualquier otro mortal.

Quizás por eso no podría ser militar ni religiosa porque cuestionaría todo el tiempo a mis superiores. Siempre se me ha dificultado entender fidelidades recalcitrantes y ciegas a ningún líder político o ideología. Y menos a nuestro presidente y sus acólitos. Igual a los líderes de la oposición o los medios -no me entiendan mal- y que andan en extremos también. Creo que no estoy dispuesta a dejarme pegar un tiro o malograrme por nadie que no sea mi familia inmediata.

Así que si la amenaza es seria o nos organizamos y armamos ruido por haber sido amenazados, -porque al amenazarle a él lo hacen a todos los blogueros- o lo dejamos pasar en la anestesiada y exhausta voluntad de pelear contra lo que parece inevitable que va a suceder en Venezuela.

No tengo la exposición de Octavio, pero si he pensado en no escribir más opinión sobre lo que pasa en Venezuela porque es como llover sobre mojado. Se me está haciendo tan lugar común como lo que acabo de decir y al final solo se echa más bilis y canas. Esto que digo quizás no suene ejemplarmente correcto, ni valiente pero es que la verdad me pregunto si el riesgo vale la pena para uno que no tiene el nombre en marquesina como Bocaranda, Marianela Salazar, etc. a los que jamás creo que toquen por más que los amenacen. Uno es uno más en el montón y quizás no pasaría de ser una anécdota el que a un bloguero que escribe en inglés le hayan dado una tanda de palos por lo que escribe. A Bangladesh no creo que me vengan a buscar, pero ¿qué tal y si llaman a mi familia? Por lo que si Octavio decide “apagar” su blog o seguirlo haciendo menos colorido y más ascéptico no lo cuestionaría y seguiría leyéndolo. Sería una cagada con todas las letras que se viera coercionado pero lo entendería en lo absoluto.

Porque es que no quiero que haya más mártires ni héroes de ninguno de ambos bandos en el país.

10 comentarios en “Autocensura

  1. Gracias por tu comentario. La verdad odavia no se que hare, no me es facil controlarme o dejar de expresar mi opinion. La ventaja es que a veces lo que hace esta gente habla por si solo, no?

    Saludos.

    Miguel

  2. Ya esta ma�ana yo escribi en mi blog, medio en broma, algo sobre el alcance que estan teniendo las bitacoras y las repercusiones que esta popularidad nos podr�a traer de manos de los entes gubernamentales. Me parecio que estaba planteando una idea un tanto rebuscada… pero ahora leo lo que escribiste y me quedo sin palabras, piensa mal y acertaras se acostumbra a decir, pero no me agrada para nada que algo que yo plantie como una interrogante se este en parte llevando a cabo.

  3. Es lamentable pero parece que por ah� van las cosas. Habr� que engavetar los pensamientos como dice PeaRLy en su blog. Porque como bien comenta Kira a los Bocaranda, Salazar y Colomina entre otros, no los van a tocar, siempre la cuerda revienta por lo m�s delgado.

  4. Desde que le� que durante la Revoluci�n Cultural China, los libros prohibidos fueron copiados en pedazos de servilleta y pasados de mano en mano; no me queda otra que apostar a la creatividad humana frente a los intentos de prohibici�n del libre pensamiento.
    Por los momentos, cuiden su verdadera identidad. Para eso tenemos nick

  5. Sin duda, la autocensura es decision enteramente personal de quien decide aplic�rsela. Disfruto mucho de las discusiones que hacemos de forma civilizada en The Devil’s Excrement, Miguel Octavio me ha tratado siempre de forma respetuosa y aprecio mucho su medio de comunicaci�n. Yo estoy casi seguro de que la gran mayor�a de los venezolanos cada d�a botan MENOS bilis y se sacan MENOS �lceras que hace dos a�os. Ahora se puede mantener una conversaci�n sobre pol�tica sin llegar a los gritos, en la mayor�a de los casos. Ahora la gente no atiende llamados ilusos de salir a “resguardar” sitios “revolucionarios” o de salir a quemar y desobedecer al Gobierno. Hemos madurado mucho pol�ticamente, aunque tardamos 4 a�os en ello. O es que acaso en Espa�a no se dijo “Fraude” cuando gan� el PSOE? Estas cosas pasan en todos lados y no somos especiales por tenerlas, solo que nos dimos cuenta muy tarde, y muchas vidas despu�s. Si algun d�a hay represi�n en contra de estos medios, yo ser� el primero que me oponga. Sin embargo, analiza un poco que la posici�n de liderazgo del Gobierno la ha ganado en gran parte gracias a la expansi�n de su plataforma comunicacional a Internet. Sin duda alguna hoy en d�a hay un equilibrio de fuerzas en Internet, anteriormente estaba en manos de los que se oponen, hoy est� parejo pues el Gobierno tiene una fuerte red de p�ginas web, diarios, noticias, boletines y foros. En fin, es cuesti�n de tom�rselo con calma, defender lo que uno piensa sin entregar aquello que precia m�s que lo que digan una o dos personas, y seguir trabajando. Saludos.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s