Venezuela / apreciación personal II

No tengo tanto que agregar al post sobre Venezuela solo respuestas a algunos comentarios o reflexiones a partir de ellos.

1. Yo no ví el panorama negativo en Venezuela y no me fuí deprimida porque para mí el factor humano es lo más importante y esa calidad humana que recordaba de mi país la encontré.

2. La guetización en Caracas es no sólo geográfica sino mental. La gente está encapsulada y atrincherada en sus juicios de valor que en muchos casos carecen de sustento o argumentos que no sean basados en estereotipos: la gente de los barrios es floja, malandra, ignorante, pata en el suelo, etc., etc., etc. o el opositor es escuálido, facista, golpista, empresario, ladrón, haragán, puntofijista, etc., etc., etc. Pero una vez se establece un diálogo más racional se empieza a conceder en los equívocos. El reconocimiento del otro es por ahora un decir al que todos saben que hay que entrarle pero le dan largas porque es más cómodo seguir en una posición de extremos (de parte y parte) que de conciliación que requiere de esfuerzo, paciencia, acercamiento y mucho trabajo interior, pero al cual estoy convencida se llegará eventualmente por esa calidad humana que cité con anterioridad. Paradójicamente creo que antes la gente se aceptaba más y asumía mejor la diferencia. La transformación está ocurriendo de muchas formas y cómo se manifestará esa transformación en el futuro es algo que creo que nadie puede responder y sólo se puede tener fe en que será positiva.

No puedo hablar del resto del país sino Caracas porque fue donde estuve. No sé si la guetización es un fenómeno compartido con el interior. Lo que si siento es que el gobierno es el que menos desea conciliar ni reconocer al otro porque implicaría una pérdida de poder. En la confrontación está su fuerza y eso es lo que me convence de que su interés primordial no es el país en su totalidad, ni percibirlo en su totalidad. Ni el beneficio o bienestar de la totalidad de la gente. Quizás este proceso de exclusión a la inversa nos sea necesario como paso para llegar a un equilibrio pero como fórmula me parece que no será exitosa para la nación en el largo plazo.

3. No creo que haya falta de libertad de expresión. Hasta ahora existe oficial y legalmente libertad de expresión. Pero si creo que está pública y notoriamente amenazada. La autocensura se está practicando en los medios y en la vida diaria. La gente es cauta antes de expresarse en contra de Chávez “por si acaso” el nuevo código penal. Hasta el mismo presidente Chávez ha amenazado con cerrar emisoras y periódicos retirándoles las licencias y dió su voto de aprobación a la reforma del código penal en primera instancia. El censor con el lápiz rojo todavía no se ha instaurado, pero de que no hay un clima de confianza para el ejercicio libre del periodismo, no lo hay. Si bien la prensa ha cometido excesos y en muchos casos deja que desear, es anticonstitucional una ley que aplique cárcel sin juicio por difamación a quien ofenda a empleados públicos. Hasta mi mamá está convencida de que el teléfono está intervenido y se restringe de hablar de política por él. Cuando existen esos niveles de “prudencia” no se puede decir que se ejerce la libertad de expresión al 100%. Ahora, en el papel de la constitución está garantizada y oficialmente existe. Ya cité en el post anterior las experiencias de Rodolfo y Andreína como botón de muestra. En el caso de Rodolfo es además importante para nosotros porque ha sido sacado del aire por comentarios en su blog! Estos excesos de “prudencia” contribuyen a la encapsulación y atrincheramiento de la gente.

4. Hay muchos profesionales en Venezuela que sencillamente tratan de llevar una vida digna y honesta. Sin aprovecharse de los demás y siendo honrados con su trabajo. Así como muchos jóvenes que Lucía conoció en el famoso encuentro y que ella también es, hay adultos que han trabajado y trabajan por una Venezuela mejor y un mundo mejor. Como dice Alex, antes nadie hablaba de clases sociales ni división de clases, pero estas existían y existen y ahora hay mayor conciencia de ello. Y eso es importante porque, justamente, hay que tener conciencia del otro y respetarlo, pero agrego yo además integrarlo como parte fundamental de la realidad y en lo posible pelear porque esa realidad para todos mejore. Establecer diferencias no significa necesariamente rechazar algo por ellas sino sólo estar en conocimiento de esas diferencias para superarlas y que sean menos relevantes. Pero no creo en las ideologías ni religiones existentes. En el sentido común, y el bienestar común como meta, en el respeto por el otro y la vida humana y sus derechos están las respuestas para crear responsabilidad moral. Para mí no hay que dar tantas vueltas filosóficas ni ideológicas. Comparto con Lucía en que hay que mirar hacia adelante y que si esto es lo que tenemos, dentro de esa situación hay que hacer lo mejor posible sin que necesariamente se “salte la talanquera” acomodaticia y oportunísticamente. Conciliar no significa en este caso derrota porque es el mismo país y la misma gente lo que se quiere sacar para adelante. Hay muchos sinvergüenzas en el gobierno, pero también mucha otra persona con mística que le está echando pichón al país y no a un proyecto político.

5. Todo este proceso que estamos viviendo desde 1999 es inédito para todo el mundo y por eso la política exterior de tantos países no tienen “recetas” con las cuales catalogarlo y manejarlo y nosotros tampoco. No es que los nuevos adecos llegaron, no es que vamos a un socialismo a la cubana como mis amigos cubanos -de allá, no “gusanos”- se ríen augurándome cómo nos vamos a joder. No es peronismo, ni nazismo, ni facismo. Es Chavismo. Y es made in Venezuela. Es inédito y como tal habrá que gozarlo o sufrirlo o ambos. Lo importante es tratar de entenderlo desde dentro porque tratando de compararlo con otros fenómenos y tendencias políticas no lo vamos a lograr dilucidar ni salir de él.

6. Creo que a la par que muchos se enfocan en Chávez pierden de vista lo que sucede a nivel de la gente que es lo más importante. Los gobernantes pasan pero la conciencia del país queda. Y en este caso creo que esta convergencia de circunstancias en las que: Chávez, oportunistas, izquierdistas de vieja guardia, oposición periclitada, status quo evaluado, ni-nis, nuevos ricos gracias a este gobierno, nuevos comerciantes y empresarios, diáspora, disensión cuestionada y perseguida, altos desempleo y criminalidad, personas de bajos recursos empoderadas y con nueva y renovada autoestima, clase media encapsulada y desconcertada, etc., constituye la crisis de mediana edad que Venezuela necesitaba para madurar. De alguna forma, tenemos que programarnos a que lo que sucede es positivo. Un dolor de parto del que va a salir un muchacho. Y el muchacho no será como la IV ni como la V y no sabemos como será. Eso sí el parto creo que va para largo.

7. La causa de los grandes males del país durante la IV fueron la falta de ética y corrupción rampantes en la dirigencia, que afectaron todos los estamentos de la vida del país, haciendo de la corrupción no sólo un modus operandi sino un modus vivendi, haciendo completamente aceptable el “pónme donde hay” y “cuánto hay pa’ eso”. En donde el honesto pasó a ser pendejo y el corrupto un vivo digno de admiración. Se invirtieron los valores y no se ha sentado ejemplo desde arriba y los cuentos que ruedan en la calle son muchos de las nuevas fortunas que ministros, gobernadores y alcaldes están amasando. Esto son, por supuesto, rumores y nadie se atreve a esgrimir una denuncia por miedo a terminar siendo objeto de demandas por difamación sin derecho a defenderse y sin que la fiscalía mueva un dedo para averiguar si las denuncias son procedentes. Pero en sí, en papel, en el papel del aconstitución del 61, nuestro país no estaba mal organizado y tenía estructuras y sistemas que hubieran podido hacer de ésta una gran nación. La falta de ética y corrupción en la V causarán el mismo daño y si no se atiende a esto le cobrarán la vida a esta otra república.

….

No creo que agregue más nada al respecto en el blog. A no ser quizás alguna que otra anécdota sobre el paso por Caracas, y estoy en duda de ello porque ya me estoy asentando en la realidad de estar en Bangladesh de nuevo. Ya veremos.

5 comentarios en “Venezuela / apreciación personal II

  1. Hola Kira,

    Que buenos estos posts sobre Caracas y Venezuela.

    A lo mejor me equivoco, pero me parece que el chavismo s� se puede calificar como fascista. A Yo El Supremo lo veo como cualquier otro caudillo pero con mas plata y un “marketing” muy arrecho.

  2. �Fascista?
    Que exagerado es gjpw.
    Cuando cierren El Nuevo Pa�s, un peri�dico que califica al Presidente todos los d�as de Mono Tit�, entonces podremos hablar de fascismo y de no libertad de prensa.
    �… estos de la Escuela de Chicago!

  3. Sobre el punto cinco:
    Hubo un profesor de sociolog�a, quien me dijo (y nunca se me olvida) que tras la mayoria de -ismos- que se le ponen a un nombre hoy en d�a, enti�ndase al chavismo, gomecismo, etc�tera lo que hay es una mezcolanza abigarrada de basura y un verdadero pragmatismo. En ninguno de esos ismos hay ideolog�a, compromiso o socialismo del siglo XXI ni nada. M�s todav�a un fen�meno como el chavismo, que se hace sobre la marcha.

    Y s� hay muchos puntos de comparaci�n en la historia con el proceso que estamos viviendo, puntos que se pueden extraer de varios de nuestros episodios nacionales y aprender y entender los m�s calificados. Yo me recuerdo ahorita de uno, de la Revoluci�n de Octubre adeca de 1945, cuando bajo un nombre m�s audaz se fajaron a hacerlo igual de mal.

    La historia es c�clica y m�s la nuestra, que nunca aprendemos.

    Y sin embargo tienes raz�n Kira, lo que hay que hacer de alguna manera es entendernos, definir esta vaina (es decir, al “proceso”) como dice Agust�n Blanco Mu�oz, aunque despu�s encontremos lo mismo de siempre. Hay que mirarse bien al espejo entonces.

  4. Que optimismo…el proceso no es mas que el ismo de una persona, y recuerden que las personas mueren y se olvidan, a los que queden vivos, piensen en cambiar las cosas para bien.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s