¡Qué vivan los estudiantes!… III

Los últimos días, las últimas semanas, han estado inundados de polémica. Primero sobre la decisión del presidente de no renovar la concesión de RCTV y luego sobre el rol de los estudiantes, quienes tomaron por sorpresa la escena política del país.

Ambos bandos han querido atribuir características a la manifestación de los estudiantes. Desde llamarlos de oposición, considerarlos manipulados por los medios y manejados por la CIA -cómo no, no podía faltar-, hasta cobardes, inexpertos, etc.

En el estado en que está la política venezolana creo que es bastante cándido seguir esperando una solución inesperada y “mágica” a la confrontación que sufre el país. La gente tiene que tomar conciencia de la situación y aceptarla. Hugo Chávez es el presidente del país, electo por los venezolanos en mayoría. Discutir si hubo fraude o no en el revocatorio o en las pasadas elecciones no tiene mucho sentido, porque el hecho es que quien está en Miraflores mandando y administrando los recursos de la nación es él, y por los siguientes seis años.

Asumido el hecho de que Chávez es el presidente, la oposición debiera plantearse estrategias a largo plazo, porque incluso contemplando la posibilidad de que en una elección dentro de seis años, pudiera perder el presidente (dando por sentado que se va a aprobar la elección indefinida), el chavismo no va a desaparecer como movimiento. Si hay algo que ha pasado en estos años es su consolidación, y más aún hoy con el establecimiento de un partido único. Entonces, puede y podrá haber chavismo sin Chávez.

Para los chavistas, diría que también deberían asumir que la oposición no se va a ir, y no sólo que no se va a ir, sino que nuevas formas de oposición van a surgir en el camino, quizás dentro de la misma gente que antes formaba filas entre ellos, dadas las desaveniencias que todas estas premisas de: partido único, pensamiento único, “estás conmigo o eres de oposición”, obediencia irrestricta al líder, desprenderse de bienes que “sobren” y socialismo o muerte, están trayendo consigo. Ello no significa que dicha nueva “oposición” se vaya a unir a la otra que ya existe, a menos que la cualidad autoritaria del gobierno aumente, sino que el espectro de tendencias y proposiciones políticas aumentarán con el paso del tiempo, sobre todo como reacción a eso del pensamiento único.

El movimiento de los estudiantes -teorías de la conspiración aparte- trae consigo la posibilidad de una “otra” oposición. No necesariamente como a la que ya estamos acostumbrados, en gran medida igual de gritona e insultante que una buena porción del oficialismo (digo en “gran medida” y “una buena porción”, porque no quiero generalizar – hay honrosas excepciones de lado y lado). Pero, definitivamente, otra oposición, acostumbrada a la constitución de 1999, sin memoria de la anterior y con expectativas sobre la nueva que se nos viene encima y de la cual nadie ni idea tiene… (por cierto ¿donde está el periodismo investigativo de este país que tanto promoviera el profesor Eleazar Díaz Rangel en la UCV? ¿No hay nadie “dateado”?).

Lo que ha pasado con los estudiantes ha roto ciertos paradigmas. Incluso el retiro de sus representantes de la sesión en la Asamblea, fue insólito, dado como estamos proclives a engancharnos en cualquier pelea o discusión política sin muchos argumentos por delante, … de lado y lado. Toda una sorpresa.

Miro esto con optimismo, porque de alguna manera, ese retiro le restó importancia a esa visita a la asamblea, fuera de proporción, que toda la gente quiso darle. El chavismo quedó desairado y buena parte de la oposición decepcionada. En el caso de que se hubieran quedado y que la discusión hubiese tomado horas, y en el supuesto de que hubieran salido victoriosos de la discusión (cosa que siempre sería subjetiva, ya que el oficialismo se hubiera arrogado una victoria de todas maneras) no creo que ello hubiera solucionado ni la situación de RCTV, que desde un principio se me antojó irreversible, ni tampoco hubiera arrojado mayores luces sobre nuestros derechos civiles.

Dieron su mensaje en cadena nacional, y aunque la gente ha tenido sentimientos encontrados al respecto creo que contribuyó a disminuir todo el sobredimensionamiento que se le ha querido dar a la respuesta estudiantil por el caso de RCTV. Se les ha comparado con la generación del 28 y en eso me he sentido desconcertada… ¿no y que estamos hartos de las referencias históricas de próceres y héroes? ¿Porqué necesitamos siempre un referente del pasado y además brindarle a todo un perfil heróico? Podemos, por supuesto, aupar y admirar a los estudiantes, pero dentro del contexto actual que manejamos. Dando cuenta y reconociendo sus atributos para apoyarlos, así como sus carencias para darles la crítica constructiva que necesitan.

Es hora de dejar de esperar por el “milagro” de salir de Chávez y asumir la política con lógica e inteligencia y no con emocionalidad. Confío más en la continua acción cívica, en la continua protesta pacífica, ya sea por reivindicaciones precisas o por la defensa de conceptos y principios que subscribimos en nuestra constitución como los de los derechos humanos, que en las situaciones “milagrosas”. Los “batacazos”.

Mi amigo JC, seguidor de los veneblogueros, en un comentario trajo a mi memoria algo que escribí en un post hace un par de años atrás dándomelas de pitonisa y que creo que hoy cobra algo de vigencia:

“Un líder de oposición tendrá vida si tiene menos de 30 años y no haya posibilidad de vincularlo con administraciones anteriores. Su formación ideológica y capacidad de lucha tendrían que formarse en reacción a este gobierno pero fundamentado en un extraordinario sentido común y valores e integridad moral altos. Obviamente necesitará carisma y don de gente. Su popularidad vendría signada por la madurez alcanzada por la gente de bajos recursos, ya administrando y desarrollando sus barrios y concientes de sus derechos que encuentren puntos de coincidencia entre las propuestas de este líder y sus necesidades. Hace falta líderes. No caudillos ni jefes. Los líderes orientan, los caudillos mandan. Si este perfil de líder no aparece me temo que estaremos condenados a acostumbrarnos a esta autocracia legitimada por el mandato popular. “

Quizás entre estos muchachos esté el líder que dentro de unos años pueda canalizar una derrota al caudillo que nos tiene en el vilo de desear una Venezuela de justicia y bienestar ante otra que vemos expoliada cada día más de sus riquezas naturales y humanas, a manos de la corrupción y de la delincuencia asesina.

Debemos mantener la vigilancia sobre lo que pasa en Venezuela y por supuesto, no olvidar las cosas importantes a discutir como por ejemplo, la nueva constitución. ¿O dejaremos que nos la impongan, luego de ser discutida por los seguidores del “pensamiento único”? Los estudiantes ya han dado un paso para un activismo continuo sin colores partidistas por Venezuela, sin aspiraciones épicas. Faltamos el resto. El asunto es Venezuela, no la reivindicación de un partido o las viejas maneras de hacer política.

¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨

16 comentarios en “¡Qué vivan los estudiantes!… III

  1. Falta que los demás demos nuestros pasos. En eso estoy totalmente de acuerdo.

    Y los pasos deben ir por el camino de la reforma constitucional. Seguiré repitiéndolo.

  2. Me gusta este nuevo post tuyo sobre el tema de los estudiantes y la situación en Venezuela. En general tiene puntos muy objetivos y se acerca mucho a una reflexión que es fundamental “Dejar de quejarnos y reclamar y comenzar a proponer y a actuar” en un entorno que sea siempre pacífico, constructivo, realista y positivo. Dejando de creer en soluciones mágicas, la bala certera de un francotirador o milagros divinos.

    Las respuestas se construyen desde el diálogo respetuoso y con la firmeza de un trabajo consensuado, serio, coordinado y con mentalidad de nación y no de élites o grupitos.

    Como bien dices “Discutir si hubo fraude o no en el revocatorio o en las pasadas elecciones no tiene mucho sentido”. No lo tiene porque se demostró que lo del “supuesto fraude” no fue sino un engaño sembrado en las mentes de quienes se oponen al chavismo para suavizarles la realidad del triunfo legítimo de esta propuesta política con una mayoría innegable entre la población votante fácilmente extrapolable a la población que no vota o que no votó.

    De los enunciados “partido único, pensamiento único, “estás conmigo o eres de oposición”, obediencia irrestricta al líder, desprenderse de bienes que “sobren” y socialismo o muerte”. El partido es unido no único y se refiere a la opción de un solo partido para que las rebatiñas por el poder no se basen en el porcentaje obtenido por partidos en el tarjetón. No conozco lo del “pensamiento único” salvo como argumento que usa la oposición. El maniqueísmo no es exclusivo del chavismo también pertenece de sobra a la tendencia de oposición y su máximo exponente en el mundo es el gobierno de USA en su guerra galáctica contra el terrorismo.

    No existe como tal aún un “movimiento estudiantil” con todo lo que esto representa. Lo que hubo fueron reacciones y movilizaciones, unas espontáneas y otras inteligentemente preparadas para producir imágenes y mensajes en algunos medios nacionales pero sobre todo en los internacionales. Esto fácilmente se puede deducir de los reportajes hechos “en caliente” por la cadena estadounidense FOX News en donde se veían imágenes de Venezuela como si aquí hubiera enfrentamientos sangrientos entre millones de estudiantes de todas las universidades y una policía y ejército casi robóticos y mortíferos.

    No hay tal movimiento. Son sólo reacciones y reagrupamientos de un sector de estudiantes que están descubriendo, en honor a esa aceptación que bien mencionas en tu post, que viven en un país que no les es ajeno y por cuya problemática pueden hacer propuestas interesantes en la búsqueda de soluciones. Para ello deben sacudirse de años de inercia, de banalización mediática, de alienación, de negación y asqueo por lo propio, del famoso “whatever” del estilo de vida estadounidense para en primer lugar reconocerse como venezolanos valiosos y auténticos y comenzar a verse a si mismos y a sus conciudadanos (aunque tengan diversas posiciones) con respeto y con consciencia de país.

    Lo sucedido en la Asamblea Nacional fue un grave error por parte de estos estudiantes opuestos a la cesión de la señal abierta de RCTV. Fue un éxito para el chavismo muy bien aprovechado además por ellos y fue un tropiezo importante para las opciones de oposición que apostaban a un debate muy interesante, un intercambio de ideas que hubiera sido histórico y si hubiera durado horas ¿Cuál es el problema? ¡Mejor demostración de capacidad argumentiva imposible!

    Por ende no hay comparación posible entre la generación del 28 y los grupos de estudiantes que actualmente se están dejando ver por los medios y universidades discutiendo sobre “libertad de expresión”. Eso sería como comparar a Luís Fernández con Rómulo Gallegos con todo el respeto que merecen ambos escritores.

    Coincido totalmente en que debemos estar siempre vigilantes para corregir o ayudar a corregir cualquier entuerto de este y todo grupo gobernante que nos toque. La corrupción, la delincuencia, la pobreza, no son ni han sido generados por este “caudillo” (como llama Kira a un presidente electo en forma totalmente democrática y además legitimado varias veces) sino que son problemas estructurales de nuestro país heredados desde los mismos tiempos de la colonia.

    Así que asentándonos todos en lo que es la realidad y procurando no entrar en el juego absurdo de descalificar con remoquetes que no vienen al caso a los que tengan un pensamiento distinto o de ensalzar como dioses a cualquiera que medio hace o parece hacer algo distinto, sólo porque es “distinto” es que podremos vigilar seriamente el curso de nuestro país y proponer y crear y construir.

    Bueno, restituí tu comentario con tu post. Estaba todavía acá perdido en la lista de comentarios pero incompleto. Creo que se corrompió cuando se me cortó la conexión a internet. Porque se perdió una respuesta que te había dejado también. La aclaratoria de porqué no había aparecido este en el otro comentario la borré. Saludos.

  3. ¿¿¿¿Quien sería en nuevo lider de esa nueva oposición dividida????. El filósofo poeta Rosales, que inventó la célebre frece “cantos de ballenas” o el plato de comida “peras al horno”??????
    Los estudiantes no se fueron del debate, lo arrugaron.
    Como sería el proyecto de la oposición, ¿que harían si estuviesen en el gobierno?, el principal proyecto de el presidente es convertir Venezuela en una “potencia”, algo es COMPLETAMENTE imposible mientras dependamos del petróleo. ¿Cual seria el proyecto de la oposición en el caso de que llegasen al poder? (algo que veo muuuuuuyyy lejos…)

  4. Saludos, Kira. A mi juicio los estudiantes hicieron lo correcto en la Asamblea, partiendo del hecho de que era lo único que podían hacer una vez que cometieron el error de asistir a la asamblea. ¿Por qué error? Porque lo que ellos pedían inicialmente era el derecho a manifestar libremente por todas las calles de la ciudad, sin zonas vedadas, además de un derecho a réplica por los insultos proferidos por asambleistas. El hecho que tuvieran que ir sólo diez, y que tuvieran que ser escoltados para salir, porque no les dejaron ir con una marcha, mientras que a las bandas de choque del gobierno nadie las dispersó mientras atacaban a los chicos, y el hecho de que el gobierno montara un show con un debate que ellos nunca pidieron, con el chantaje típico de que rehuyeron al debate, tenía que ser contrarrestado con la estrategia de tumarble el show al gobierno. Como dice Pratt en su blog: ¿Qué se recordará dentro de veinte años, diez clones repitiendo más o menos lo mismo que tiene el gobierno diciendo durante ocho años, o un discurso coherente que pide con sentido común, un país sin divisiones? La noticia fueron las dos exposiciones iniciales. Todo lo demás fue un show que se le quedó frío al gobierno. Digan lo que digan para ocultar su frustración. Disculpa lo extenso. Un abrazo desde Caracas.

    Hola Héctor. Yo también estoy de acuerdo en que se retiraran por las mismas razones. Para mí no tenía sentido que se entregaran a la cayapa que les querían montar. Aprovecharon para mandar su mensaje al país y el país lo tomó de muchas maneras diferentes. Una de ellas justamente la decepción para los de la oposición porque no “debatieron” y la otra, la de tildarlos escasos de argumentos, manipulados, etc. por parte del oficialismo. Lo que me gusta es que es una alternativa diferente a los fanatismos políticos y al discurso que se venía manejando hasta ahora.

  5. Héctor:

    – Los estudiantes fueron quienes indicaron por escrito a la Asamblea Nacional su deseo y petición de derecho de palabra y de debate en su espacio. Nadie se los impuso. Nunca plantearon en su petición que era un derecho a réplica.

    – El hecho de tener no una oportunidad sino hasta 10 (y podían ser 20) con un tiempo cada uno de hasta 15 minutos no fue una imposición sino una excelente concesión para exponer con todo detalle toda propuesta o reclamo que se deseara.

    – Los estudiantes han manifestado libremente por calles y avenidas suficientemente protegidos por los organismos del estado (esos mismos que antaño más bien gustaba de matarlos) y no han sido reprimidos sino salvo cuando se presentan incidentes de violencia o cuando no se ha cumplido la permisología requerida.

    – Los estudiantes NO fueron atacados durante este evento en la Asamblea Nacional ni antes de entrar, ni una vez adentro ni cuando se fueron. Un video que hay por allí muestra por ejemplo en los alrededores al dirigente estudiantil Stalin González tranquilamente siendo entrevistado. Así de tranquila transcurrió toda la mañana salvo por supuesto los gritos de consignas y arengas que hace la gente, sólo que unos gritan “Patria, Socialismo o muerte” y los otros gritan “Va a caer, va a caer, el gobierno va a caer”

    – ¿Tu escuchaste lo que dijeron esos otros 10 muchachos que sí se quedaron en la Asamblea? Llamarlos clones es negar de entrada tanto su mensaje como el que leyó Douglas Barrios (“un país sin divisiones”) es entrar en una incongruencia tremenda. Entendimiento, diálogo, consenso, debate. Los 10 muchachos que SÍ se quedaron dijeron muchas cosas interesantes para quien realmente desee el diálogo y la paz. No vi ningún lorito repitón entre ellos, no leyeron discursos sino apuntes. ¡Que cosas que por el hecho de no estar de acuerdo con su postura política automáticamente los desprecian y denigran!, ¿tiene congruencia eso con la libertad?

    – El show estuvo de parte de los guionistas que entregaron el discurso a Douglas y a Yon: gestos dramáticos (quitarse la franela roja), juegos de palabras (no somos socialistas, somos seres sociales (¿?), frases en negrillas en donde debían poner énfasis, etcétera. Ese fue el show que por mal estudiado y por divorciado de las verdaderas inquietudes de los estudiantes de cualquier tendencia, quedó muy mal y dejó mal parados a los muchachos sin poder exponer sus argumentaciones tan válidas y respetables como cualquiera. No hay excusas para haberse negado a emplear ese extraordinaria oportunidad de ejercer la libertad de expresión en su forma más pura y directa: la transmisión en vivo y en cadena nacional

    Saludos,

    Rei

  6. Kira:
    No hay problema. Me consta y certifico tu amplitud para recibir comentarios de cualquier tendencia siempre y cuando no contengan insultos o malas palabras. Imaginé que fue un detalle de este mundo electrónico a veces indescifrable.

    Saludos!

    Rei

    P.D. Gracias por tu comentario en mi blog! Espero sea otro buen espacio para dialogar y debatir. Saludos!

  7. Kira cuando dices ” Desde llamarlos de oposición, considerarlos manipulados por los medios y manejados por la CIA” en parte es verdad, hay jefes que reciben información de la CIA, y estos jefes les dan ordenes a los estudiantes, parece estúpido pero es cierto

  8. No suelo entrar en extensos debates sobre puntos de vista que nadie podrá hacer cambiar, ni los míos ni los de otro. Pero a mí no me lo contaron, yo estuve casualmente cerca de la asamblea cuando vi a los grupos de choque del gobierno, vestidos de civil, lanzando hasta botellas a los camiones de la policía que sacaron a los chamos en caravanas protegidas. Vivo en Catia, a mí nadie me cuenta las cosas, ni las veo por Globovisión. He visto grupos armados encapuchados por la avenida Sucre en dos ocasiones. No uno o dos, veinte, treinta hombres tomando la calle (el Catiazo fue uno de esos días, y la noche del cierre de RCTV fue otra). ¿Estará la inseguridad tan floreciente que pueden haber hombres con armas largas en motos y con pasamontañas por la transitada avenida Sucre sin que la policía se dé cuenta? No me vengan con fanatismos, ni a tratar de defender a ultranza lo indefendible. Yo veo lo que la gente ve a diario: uso el metro, pateo las calles, visito barrios, vivo frente al 23 de enero, escucho cómo celebran el “día del guerrillero heroico” con una salva de plomo de todos los calibres, que dura al menos una hora, mientras tengo sacar a mis hijos de sus camas y resguardarlos en las paredes más gruesas, para proteger sus vidas. No estoy hablando de una guerra de ideas, estoy hablando de plomo, de bandas armadas, de un gobierno que las utiliza, o al menos las tolera. Eso no stá bien, nunca. En el 23 de enero, cuando la gente cacerolea, la respuesta de los radicales es echar plomo al aire para amedrentarlos. El que esté de aceurdo con eso, pues, nada, no hay discusión posible. Tenemos dos visiones, demasiado distantes, de un mismo país. Yo sólo sé que en mis casi 40 años de vida, nunca había visto tanto odio entre los venezolanos. Digan lo que digan. Disculpa, Kira, por responder en tu blog un comentario, pero como me lo dirigen a mí, quise decir que a no es Globovisión el que me tiene envenenado, sino la dura realidad. Ya quisiera vivir en alguna amable zona donde viven los diputados de la revolución, para poder tener una visión del país a través de los medios.

    Querido Héctor, siempre eres bienvenido a discutir, hablar, descargar o exponer tu punto de vista acá en la extensión y cuantas veces quieras. Son testimonios como los tuyos los que desenmascaran el discurso de “todo está normal”, y “vivimos en paz”, cuando la realidad política, por un lado, y la criminal por el otro, se entrecruzan y uno no sabe donde termina una y empieza la otra. Lo que dices de grupos armados civiles es no sólo grave sino aterrorizante y corrobora el discurso beligerante de gente como Lina Ron. Hablé con mi familia en Caracas hace dos días y me contaron que andan circulando fotos de muchachos que desaparecieron en las marchas, y otras mostrando las heridas causadas por recibir perdigonazos a distancia de quemarropa. De eso nada en los medios, que han perdido toda credibilidad. Pero, claro, si se publican el gobierno dirá que es un montaje, o pagado por la CIA, o que se intenta desestabilizarle.

  9. “Asumido el hecho de que Chávez es el presidente, la oposición debiera plantearse estrategias a largo plazo, porque incluso contemplando la posibilidad de que en una elección dentro de seis años, pudiera perder el presidente”

    Chavez no duraré ni dos años mas si sigue como va….

  10. Indudablemente la violencia y las armas están enquistadas en nuestra sociedad desde hace un montón de años. Eso no es nuevo ni novedoso. Y las parroquias de Catia y del 23 de Enero pues siempre han sido destacadas en ese sentido.

    Anteriormente las protestas estudiantiles no terminaban con algunos detenidos o uno que otro con perdigonazos encima. No. Terminaban con estudiantes muertos, heridos de bala, abaleados. O los desaparecían por meses y luego los encontraban muertos o torturados.

    Hoy en día todo el mundo sabe cuantos muchachos detuvieron, cuantos heridos, a cuantos le pegaron con el rolo y cuantos y quienes tienen heridas de perdigones. Eso no se oculta. Eso se sabe y lo sabemos todo. En la actualidad todas estas informaciones se conocen libremente. Así como se podía haber conocido libremente el lanzamiento de botellas al camión que sacó a los estudiantes de la Asamblea Nacional.

    Lo del “odio” actual, nunca antes visto, ya lo he argumentado un montón de veces. Primero que nada somos una sociedad fundamentalmente enferma en donde todos queremos ser los más “arrechos” en esto o en aquello. Ese deseo casi patológico de ser el más bravo ha sido explotado profundamente por los medios y por los políticos en la coyuntura actual para ponernos en ese estado de ansiedad de creer que todos se quieren matar unos con otros, azuzando la agresión por diferencias políticas, encendiendo las chispas de las luchas de clases y además sobredimensionando excesivamente el real problema de inseguridad personal el cual vivimos y padecemos, no desde hace 9 años, no, desde hace por lo menos 25 años que es hasta donde recuerdo las mil precauciones que debía tomar cuando salía la calle. Eso no me lo contaron. Yo lo viví y lo sigo viviendo por estas calles. Nadie niega eso. Y hoy en día somos un montón de gente más en este país, además amontonados y apretujados sobre todo en Caracas.

    Síntomas de ese problema son por supuesto esos radicales de lado y lado; los encapuchados armados que nadie explica, los desaforados que por poco destruyen la embajada de Cuba en el 2002, los gatillo alegre del 23 de Enero, los “muchachos” que quemaron ese carro en Chacao y destruyeron vidrieras, el “colectivo” que fue a pintarle cosas a Globovision y a Fedecámaras, los estudiantes que quisieron agredir al estudiante chavista en la UCAB, las “esquinas calientes”, etc…

    Hay mucho en esta realidad que es la misma para todos.

    Saludos!

    Rei

    Estamos de acuerdo en que estas cosas pasaban desde hace años. Que no es nuevo ni novedoso. Pero no por ello es justo ni correcto que siga sucediendo y que además se aúpe este tipo de comportamiento en el área política con discursos beligerantes o consignas como “socialismo o muerte”. Me pregunto porqué no fue “socialismo y vida”… También la violencia ha aumentado a niveles alarmantes. Hemos tenido más muertos en un año que lo que ha tenido Colombia que es un país con más habitantes y en guerra. El gobierno ha armado y entrenado a muchos civiles, para su “reserva”. Eso no debería ser. La protesta estudiantil del pasado fue reprimida también mucho más, pero también era más violenta. Había siempre el grupo de muchachos encapuchados, y era vandálica. Y no sólo hubo estudiantes muertos sino transeúntes que por mala pata o por asomados terminaron también heridos o muertos.

    La cosa, Reiberto, es que la opción de Chávez se presentó como una alternativa de cambio. Y el problema es que en materia de seguridad, criminalidad, justicia y corrupción poco ha cambiado, cuando era una parte importante de su oferta. Te acuerdas lo de “freír las cabezas en aceite” de los corruptos… pues todavía lo estamos esperando. Más bien todos estos problemas se han agudizado y pareciera que nadie les presta atención porque no forma parte de los titulares. Y el discurso de los violentos, si el gobierno fuera más responsable, debería ser controlado. Lo de “Socialismo o muerte”, no entraña un mensaje de amor e inclusión sino lo contrario. Los gobiernos son los que dan las pautas. Y un personaje del carisma y popularidad del presidente, si se diera a la tarea de manejar un mensaje más conciliador y menos beligerante lograría bajarle la adrenalina a más de uno. Debe haber mayor responsabilidad.

    Si Chávez representaba un cambio en general para todo lo que aquejaba a Venezuela, pues muchos todavía lo están esperando en cosas básicas que no tienen que ver con ideología, como el sistema de justicia y la impunidad de los criminales. Esto es algo que afecta a la población sea de la clase que sea a todos los niveles. Nadie debería vivir con miedo y no hay derecho de que nadie tenga que guarecerse en su casa detrás de las paredes más gruesas para evitar que un tiro se lleve la vida de sus hijos. Y nadie tiene derecho de minimizar este reclamo, sólo porque antes también sucedía. Hay que dejar de mirar para atrás y comenzar a mirar hacia delante.

    Esta realidad es la misma para todos en Venezuela, pero eso no la hace correcta, no la hace buena, ni la hace justa. Menos cuando hay un muerto que llorar.

  11. Tienes toda la razón y comparto contigo que el mensaje “Socialismo o Muerte” no es feliz sino negativo. Pienso igual que debió ser “Socialismo o Vida”, ¿Verdad?, más amoroso y más poético. Cosas con la cual se llenan la boca mucho de los voceros del gobierno para luego ser los más intransigentes y sectarios.

    Te concedo toda la razón en eso.

    Yo particularmente no minimizo los reclamos sobre los problemas que ocurren hoy justificando que antes también ocurrían. Mi punto es que esos reclamos deben ser todo lo objetivos posibles para hacerse más contundentes entendiendo que Venezuela ha tenido un sólo proceso histórico socio-político desde los tiempos de la colonia hasta el día de hoy y no es que hubo un país “antes de Chávez” y otro nuevo más malo que nunca, más siniestro que nunca, con atrocidades nunca antes vistas ahora “con Chávez”. Porque ese proceso de ese país es uno sólo, ha sido continuo, y las infelices actuaciones pero también los aciertos de Chávez forman parte de ese proceso y las infelices actuaciones pero también los aciertos de los poderes mediáticos convertidos en partidos políticos también forman parte del mismo proceso.

    Caer en decir que esto que vivimos hoy en día es lo peor que le ha tocado al país es cometer un error de historia basado en la histeria.

    Saludos!

    Rei

    Pues creo que si hubiera sido “socialismo y vida” hubiera sido muy diferente la respuesta de todo el mundo al mensaje, porque hubiera sido positivo de entrada y abierto a posibilidades. Más difícil de cuestionar por menos beligerante. Pero bueno, nuestro jefe es militar.
    No creo que Chávez sea lo peor que le ha pasado al país. Gómez fue lo peor. Chávez ha provocado procesos a todos los niveles que eran necesarios. Parte del enojo de la gente es que ha tenido que salir de la comodidad de no pensar y no cuestionar lo que le rodea. Y para bien o para mal, ahora lo hace y se confronta consigo misma y con los demás. Pero creo que también él lo hubiera podido haber hecho mejor a nivel de gobierno. No hace falta ideología para resolver lo que salta a ojos vista que está mal en el país. Pero bueno, lo hecho, hecho está. Y ahora estamos en este proceso, del cual tengo todas la dudas posibles.

  12. creo que a pesar de la clara posición que manifiesta este blog, los comentarios han sido bastante diversos, y ello demuestra que ambos lados tienen argumentos que no solo apuntan a un lado o al otro en el espetro de la política, sino a la cultura misma del ser venzolano.
    La cultura trasmitida y vivida es de suma violencia, y que poco tiene que ver con política o con pobreza directamente, ya lo he manifestado en otros comentarios. La pérdida de valores solidarios y de convivencia, sobre todo en ciudades cosmopolitas con Caracas, han hecho que la sociedad se desintegre, y se ataquen los unos a los otros con cualquier excusa (el tráfico, la política, el deporte, la religión, etc). La trasmisión de antivalores como la violencia como salida fácil en la resolución de los problemas, no es solo un asunto de un “gobierno”, sino que tiene múltiples factores, y como consecuencia, si se desea solucionarlo debemos complejizar los frentes, y unir familia, sociedad, medios de comunicación, educación formal y políticas de Estado, entre otros. Por eso no estoy de acuerdo con que solo el gobierno debe dar el ejemplo, y con esto cito el último post de Kareta, el ejemplo lo debemos dar TODOS, independientemente de posiciones políticas, raza, credo o género. Somos todos los que debemos luchar contra la violencia y una de sus facetas como lo es la intolerancia, debemos apreder a escuchar y a proponer soluciones no solo de gran talla (edo) sino también soluciones al alcance de nuestras manos, tanto individuales como colectivas a través de los consejos comunales, así es como se hace patria…

    Sí, algo tiene que ver la cultura con la violencia. Pero disiento con que nuestra cultura sea violenta. Yo no recuerdo estos niveles de confrontación hace veinte años, ni tampoco el nivel de violencia callejera con la delincuencia.
    Estoy de acuerdo con que el ejemplo lo debemos dar todos, pero en general los gobiernos son responsables de sentar ejemplo y liderar sus países. Es una responsabilidad legal, moral, política. El presidente no sólo es muy popular sino además la gente le profesa fidelidad y en ciertos casos le obedece irrestrictamente. Especialmente los más radicales. Haría mucho bien si él diera ejemplo. Eso le quitaría argumentos a la oposición para usar su violencia. Saludos.
    PS: Reiberto tiene su blog en reiberto.blogspot.com

  13. ahh por cierto, he leido algunos comentarios de Reiberto, pero no sé si el amigo tenga un blog personal, si es así me gustaría saber su link, para chequearlo de vez en cuando…

  14. Estimada Kira,

    muy de acuerdo con lo que dices. Desde España Venezuela no se está mirando de un modo objetivo, la información llega con cuentagotas y filtrada por uno u otro signo. Me da la impresión de que la polarización de la sociedad venezolana y de la posición internacional hacia Venezuela está siendo utilizada como arma, en un victimismo con el que no se debe ser solidario, sobre todo si ese gobierno “víctima” cierra televisiones impunemente.

    Mucho ánimo con tu blog, gracias al que podemos informarnos más allá de polarizaciones al uso. Te visitaré frecuentemente.

    Jesús.

  15. Señor Jesús:

    Este gobierno no ha cerrado ningún medio de comunicación. A RCTV se le venció la concesión sobre el uso de una franja del espacio radioeléctrico y el gobierno decidió no renovar dicha concesión para dar cabida a un nuevo canal de servicio público y apertura para productores independientes que no tenía RCTV.

    Los medios de comunicación que sí se han cerrado en este país fueron: una televisora comunitaria (Catia TV) cerrada por el alcalde de oposición Alfredo Peña hace algunos años ya y el canal del estado VTV cerrada por instrucciones del gobernador de oposición de entonces Enrique Mendoza (Miranda) y bajo el gobierno de facto establecido por Pedro Carmona Estanga en el año 2002.

    En donde si hubo recientemente varios cierres de medios de comunicación fue en Perú en donde Toledo cerró 5 medios entre televisoras y radios. ¿Sabía usted eso?

    Cerrar no es lo mismo que No Renovar

    Saludos!

    Rei

    Reiberto, encuentro lógico que le contestes a un comentario dirigido a tí, pero no a uno dirigido a mí. Esto no es un foro, es un blog y no tengo colaboradores en su administración. :)

  16. Estimado Rei,

    los abusos del poder en nombre de la democracia no son patrimonio de ninguna ideología. En España la televisión pública ha censurado a un periodista y se ha animado a salir de la parrilla a otro por declaraciones “no convenientes, obscenas e insultantes” en una entrevista. Ignoraba lo que ocurre en Perú, pero no sea ridículo o en el mejor de los casos, estrecho de miras, no renovar una licencia como la de Radio Caracas, es un modo solapado de cierre. Es un insulto a la inteligencia que te sitúen en la disyuntiva “socialismo o muerte”, porque la muerte para mí debería estar excluída del vocabulario de un gobierno. Y se lo dice un votante de izquierdas.

    Saludos y adelante con este blog,

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s