En “modo” de viaje

Luz y oscuridad en Dhakshinkali, Nepal

Luego de haber pasado unas semanas medio mal porque no me sentía bien de salud, ayer de repente se me devolvió el alma al cuerpo. Quizás tenga que ver la inminencia de montarme en un avión este jueves para ir a mi último viaje a Botswana, por lo menos en lo que se refiere al proyecto en el que estoy ahora. Tanto de ida como de vuelta deberé pasar un día en Singapur así que aprovecharé para ir de shopping cultural. Comprar algún libro y ver películas.

El cumpleaños lo pasé en Nepal. Tranquilita porque el malestar me acompañó hasta allá y aunque me lo tomé con calma, aún pude tomar unas cuantas fotos que hicieron valer la pena el paseo. Les dejo una muestra.

Budhanath, Nepal

Templo del siglo 12 en Kirtipur, Nepal

Ofrenda de sangre en el santuario dedicado a la diosa Kali (Dhakshinkali) en los alrededores de Pharping, Nepal

Debo un pocotón de fotos en mi flickr pero no las he escogido aún ni optimizado. De Botswana tengo como 700 y de este último viaje a Nepal unas 200. Sin contar otras de Kenya y viajes pasados del 2007 que aún están pendientes, pero ya vendrán tengo el pica-pica de la ansiedad por no haberlo hecho.

Entre tanto siguen mis nostalgias, inventándome planes y proyectos por si un retorno futuro quizás cercano a Venezuela, en la expectativa de vivir el presente y tratar de sentirme bien aunque ya los niveles de saturación con Bangladesh están alcanzando sus niveles críticos… Son los síntomas de este modo de vida, el del expatriado. El primer año es excitación y maravilla, el segundo es adaptación y entendimiento, el tercero es sorpresa y decepción con apreciaciones sobre el país aún equilibradas, el cuarto es “done with it”, el quinto es desesperación por irte a un nuevo destino harta de todo lo malo y diferente. Créanme, la maravilla se agota. Con más viajes es que se le alivia a uno el espíritu. Así que tendré dos semanitas de terapia hasta el 9 de junio que estaré de nuevo de vuelta. Botswana me encanta y aunque no me vaya de safari esta vez, sé que la pasaré bien en medio de un paisaje más afín a mí.

Vista del parque-reserva Mokolodi (Mokolodi Game Reserve), Botswana

4 comentarios en “En “modo” de viaje

  1. Feliz cumple, Kira!

    No sabí­a!

    Interesante lo que dices de los años fuera del paí­s.

    Yo llevo 10 fuera pero no los siento como tal

    España no me es ajena.

    Sí, pero quizás te mudaste allá por decisión de vida. Mis mudanzas son por trabajo. Uno se convierte en un expat como dicen, terminas siendo ni de aquí ni de allá… lo que si es seguro es que si me hubiera tocado España tampoco me hubiera sentido extraña. Es como mudarse con los primos de uno ;) Gracias por lo del cumple…

  2. Felicidades atrasadas!!!!

    Creo que te comprendo muy bien, sentirse expatriado es como sentir vacio, como si te faltaran las raíces….aunque a veces cuando regresas al lugar donde naciste despues de un tiempo, también te sientes extraño…
    Un besote y de todas formas echo de menos Bangla en algunas ocasiones

  3. Preciosas las fotos y me encanta esa arquitectura.
    Por lo que dices, se deben limitar la duración de las estancias en países ajenos.
    Entenderia que empezaras a organizar tu regreso a Venezuela, es cierto, estoy muy de acuerdo con la idea.
    Salud

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s