Buen viaje, Duque

Luis Ángel Duque en un evento de Telefónica
Luis Ángel Duque en un evento de Telefónica

Caresse y yo pasamos la tarde rememorando a Luis Ángel, repasando recuerdos, llamando a amigos y recibiendo llamadas. No puedo describir con precisión nuestro grado de tristeza porque en cosa de tres semanas se fueron dos personas fundamentales para la Fundación Calara y la revista Estilo, Sonia Casanova y Luis Angel Duque.

Hablamos con el hermano de Luis Ángel y nos contó que se fue sonriendo, tranquilo. Su vida en contraste fue de intensidad de amores, amistad y arte, aunque también siempre sonriendo. En estos últimos 15 años, estuvo en varios comas y murió un rato un par de veces, suerte de exploraciones previas para esta última gran travesía. Luis Ángel nunca era predecible en opiniones o visión y su habilidad para establecer conexiones inéditas era extraordinaria. Tenía eso en común con Sonia, aunque no coincidieran muchas veces. Antes de zumbarnos una píldora de conocimiento preguntaba ¿Te acuerdas que… y luego citaba algo que había hecho Miranda, o había mencionado Colón en sus diarios, o había chismeado alguien sobre Humboldt. Era generoso con lo que sabía.
Incontables fragmentos de conversaciones y escenas se agolpan.

Apartando el afecto y la tristeza, queda señalar como parte de su legado la obra de los artistas a los que descubrió y de los que fue mentor. Su visión del arte contemporáneo venezolano, su reivindicación de lo primigenio como arte también, reflejado en sus expediciones, curadurías y proyectos, son únicos. Era un expedicionario cosmopolita, presumido pero sin arrogancia. Escritor infatigable, a mano sobre papel, fraguó los textos de más de doscientos catálogos de exposiciones, sin contar artículos y guiones. Salones, bienales y proyectos fueron de su autoría y algún biógrafo lo dirá mejor que yo.

Guardo atesorados regalos que me hizo, una foto del jardín de la casa de Humboldt, un libro de árboles venezolanos, entre otras cosas, pero los más preciados fueron los del trabajo en conjunto por 4 años, todo lo aprendido, lo reído y conversado. Recuerdos de brillo.

Buen viaje, Duque.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.