Encadenamientos

El 23 de junio Iria me pasó junto a otra gente el bastón de una cadena. Lo marqué en mi bloglines y entre una cosa y otra se me pasó.

La verdad es que como dice ella, la gente como que se está fastidiando con las cadenitas. Yo pasé una en estos días y creo que solo Caribe la contestó en los comentarios jajaja.

De verdad es que voy a matar dos pájaros de un tiro y contestaré la de los blogs y los libros aunque esta última que yo sepa nadie me la pasó.

Como Iria tengo mis blogs favoritos en la lista que dice los blogs que leo. Hay un par de ellos nada más que aún no están en esa lista pero porque la tengo que actualizar a mano, es decir en la plantilla. El blogrolling es para poner los que no son venezolanos que leo, sitios de interés que me gustan o quiero compartir. Dependiendo de mi humor visito unos u otros. Bloglines me hace la vida más fácil porque así estoy al día de las actualizaciones. Pero admito que no he explorado exhaustivamente las nuevas adiciones a veneblogs, y de alguna u otra forma estoy ligada afectivamente a los primeros que visité y descubrí, los cuales son de resultas mis favoritos.

He leído muchos post espectaculares de buenos pero no los marqué o guardé en ningún lado. Me gustaría hacerlo a partir de algún momento. No le he parado a ver si hay herramientas para ello. Eventualmente los imprimiré porque de repente los blogs desaparecen y con ellos las referencias puestas en el de uno con los enlaces. Eso me traumatiza. Es como que se me desapareciera un libro en la biblioteca. Un porqué te fuiste, yo que te quiero tanto…

No le pondría bomba a ningún blog ni a nada en este mundo. No va conmigo la violencia. Todo el mundo tiene derecho a andar por ahí, decir y hacer lo que quiera, menos matando gente o abusando de ella. De resto…

Con los libros la cosa se me hace incluso más peliaguda. Tengo tantos autores favoritos y dependiendo de la manera cómo transita mi vida los recuerdo, o visito más o menos. Y en casos más afortunados descubro unos nuevos. En estos momentos ando otra vez con Nabokov, Kundera, Miller, me hace falta Cioran. Y ando leyendo a Amy Tan que también se regodea en la memoria, la nostalgia y las dualidades culturales. Todo este rollo del exilio, la internalización de otra lengua como tuya e incluso considerarla eventualmente como herramienta de expresión me preocupan porque no sé si andar de mudanzas se convierta en el sino de mi vida. Salí por un año de Venezuela y ya llevo casi siete fuera. Pero incluso de regresar, no sé si continuaría viviendo en alguna otra suerte de exilio.

Y la verdad es que el tema es una constante de mi interés desde siempre. Cortázar y Borges fueron unos notables exilados, lo mismo que Neruda. Sábato es un exilado existencial. Un humanista en medio de la deshumanización que vive el mundo.

La literatura para mí es una experiencia vital. No es un ejercicio meramente intelectual. Para mí es una necesidad leer, pero leer vitalmente. Alimentar las neuronas y todo lo demás que se pueda alojar en el hígado o el corazón. Por supuesto que a veces leo uno que otro bestseller con la esperanza recóndita de un “algo más” para siempre darme de narices y concluir que debí haber esperado por la película como con El Código Da Vinci. Al que me acerqué por los comentarios y por Da Vinci para descubrir que era un refrito de la investigación de los autores de la teoría de la conspiración religiosa Holy Blood, Holy Grail que había leído años antes… Otra vertiente de lectura que me apasiona: religión… y de allí derivamos a la mitología y la fantasía… puro Joseph Campbell, Jung, y ciencia ficción. Porqué creemos o no creemos, que nos lleva a hacerlo y sus posibilidades como herramienta de creación. El héroe y cómo se gesta, subconsciente, inconsciente colectivo, arquetipos, anticipación, universos, nuevas éticas y utopías, etc. Y ya se podrán ir dando cuenta del coctel de intereses que tengo en cuanto a lectura literaria y no literaria.

En otro orden de ideas hay autores de los cuales me interesa sólo su obra, otros su vida más que su obra, y en otros, ambos se me hacen inseparables. Tales últimos son los casos de Nabokov o Miller. No sé si me llevaría algún libro a una isla desierta. Sería una tortura pensar en los que no me llevé. Pero ahora que lo considero mejor quizás Cioran para recordarme porqué no me debo suicidar en tanta soledad, alguna antología de poesía universal que contenga todos mis entrañables, las memorias de Jung para provocarme sueños insólitos y terapéuticos, las obras completas de Borges para tener la biblioteca interminable, y una buena historia épica ya sea la Biblia, la Odisea, el Quijote o el Señor de los Anillos que me mantenga la ilusión de llegar algún día a alguna parte luego de mucha búsqueda…

Y con esto me despido y doy por terminada mi participación en ninguna otra cadena. La vida y lo que nos gusta de ella no se pueden reducir a una lista. Ojalá fuera así de fácil esto de vivir. Si fuéramos así de reduccionistas no tendríamos blog entre otras cosas, porque para qué. Pero ha sido divertido encadenarse y supongo que no está demás saber cosas que presentíamos de los demás y/o asombrarnos con lo equivocado que estábamos. Y de todas formas descubrir que seguimos gustándonos.

6 comentarios en “Encadenamientos

  1. Original manera de contestarla.
    Hey! aun me debes una recomendacion de Sontag!
    Kundera… estoy imprimiendo la insoportable levedad del ser, pero hay otros en lista de espera, no me queda tiempo para leer ultimamente.

  2. Me ha gustado mucho eso de: “…no va conmigo la violencia” y el respeto a todas las formas de manifestarse en relaci�n blogs-bombas.
    La violencia es ya como una caracter�stica de nuestra sociedad. Desde ni�os, al infante le van dando una dosis de violencia a traves de la televisi�n y luego con los juguetes.
    De grandes contin�a el juego.
    Unos pa�ses llevan su dosis de violencia a otros pa�ses y luego no quieren que �sta se les devuelva. Caso los bombazos de Londres. Ayer viendo las terribles im�genes s�lo pensaba en la bendita doble moral. O�a a Blair hablando de ‘inocentes’ y ‘actos b�rbaros’… pero qu� descaro. No se acuerdan de los miles de ni�os y mujeres que han muerto y quedado desfigurados por su pol�tica de intervenci�n y ‘liberac�n’. Pero a costa de qu� precio.
    Que s�.
    La violencia es un c�rculo vicioso.
    Cordial Saludo.

  3. Gracias a ti, yo tambi�n ando con Nabokov. A punto de terminar de leer The Real Life of Sebastian Knight.

    Ya comentar� sobre esos trucos de las memorias ajenas y las memorias compartidas.

    Ciertas mitolog�as.

    Quiz�s tendr�a que enlazar con Joseph Campbell.

    Saludos.

  4. En mi anterior blog contest� las cadenas (�12!) en comentarios, porque como a ti como que no me agradan mucho (igual que la violencia, soy totalmente contraria a ella).
    Gracias por las recomendaciones, ahora estoy leyendo a Buzzati y estoy fascinada.

    Muchos saludos.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s