Archivo de la etiqueta: blog

Primer rostro de k-minos

10 años de mi blog k-minos

orden insuficienteCelebro este aniversario de la misma manera silenciosa en que he venido trabajando este blog. Digo silenciosa porque los blogs personales de corte literario son un estar. Un estar para la escritura y para los que llegan de visita a leer. Un blog es como una casa abierta. O quizás un alma abierta. Es la manera como los blogs que fungen de eco, de espejo, de cuaderno íntimo, funcionan.

Este blog fue iniciado por tercera vez en el 2004. Luego de que en dos ocasiones hospedajes sospechosamente baratos me lo borraran y desaparecieran. Pero desde ese nuevo inicio un primero de octubre, se ha mantenido vivo.

La primera entrada fue Otra Vez y en ella me refería a la reinauguración del blog y la crónica con la que lo hice: Viendo llover en Dhaka como si fuera Macondo.

Primer rostro de k-minos

Primer rostro de k-minos 2003

Hace 10 años vivía en Bangladesh, y viajé mucho por trabajo. Este blog contiene mis divagaciones y reflexiones de esos años, la actividad que llevaba de escribir artículos de opinión sobre la situación venezolana, la nostalgia que me minaba, la ansiedad por el retorno, y luego una vez acá en el 2008, el choque después de 10 años de ausencia, la adaptación, un nuevo arraigo. Es un retorno que 6 años después aún progresa, ya que no se ha asentado del todo, y no sé si lo haga.

Alrededor del 2004

En todo este tiempo, y en todos esos procesos me ha acompañado el blog y creo que seguirá haciéndolo, forma parte de mi rutina de pensamiento y escritura, y de todo lo que hago. Hay cerca de 600 entradas en él y más de 2 mil comentarios, tiene un promedio de alrededor de mil visitas al mes, que para la frecuencia con que escribo (una o dos veces al mes) y la temática personal es bastante, o por lo menos satisfactoria para mí, aunque hubo una época -hasta el 2008 más o menos- que tenía cerca de 6000 visitas al mes porque escribía con mucha mayor frecuencia y me preocupaba más por el “ranking” y esas cosas (de todas formas en términos de blogueo, eso no es nada). Ya no. Ya nada de eso me preocupa. He entendido que mi relación con esta herramienta es orgánica y no tecnológica, y que debe ser para mí un placer usarla y no una fuente de angustia. Pero igual disfruto y me llama la atención el funcionamiento de las estadísticas del sitio, lo que más lee la gente y a través de cuáles palabras o búsquedas llegaron aquí.

Existen en el archivo, entradas con fechas previas al 2004 y es que aglutinan las entradas de las versiones previas y algunos escritos que por conservar la cronología de mis cuadernos, tienen esas fechas que se remontan al 2000. Como la de mi primer viaje de vuelta a Kampala, en noviembre del 2000 luego de una breve estadía en Caracas de visita, la primera de sólo 5 que hice en 10 años. Fue apoco menos de al año de ocurrir el deslave, se estaba en vías de hacer la constituyente, y aún existía cierta sensación de estado de derecho en el país. Yo tenía casi dos años en Uganda. La entrada se llama Caracas – Londres – Kampala.

En ese texto hay un atisbo del tono que tendrían muchos de los escritos posteriores llamados divagaciones y crónicas, y que aún lo tienen.

K-minos entre el 2004 y 2006

K-minos entre el 2005 como hasta el 2006

En términos de escritura, mucho ha fluido y ocurrido, estoy por sacar mi segunda publicación, un libro de poemas, En medio del blanco bajo el sello de Oscar Todtmann editores que sigue a la plaquette Nuevos Arbitrios. En el tintero hay otros proyectos. Y todos de alguna manera le deben a este blog, ya que parte de ellos se encuentra en sus archivos.

Pero lo mejor de todo este tiempo, ha sido la compañía de los lectores que se convirtieron en amigos, de aquellos que con sus comentarios desde la distancia me aliviaron las nostalgias, de los que aún visitan y leen y me dejan saber que están pendientes, y también los nuevos y ocasionales. Todos dejan su tibieza. Solo tengo mi abrazo para ustedes desde este espacio, que sencillamente por los momentos, continuará.

 

Breve divagación del blog y el extrañamiento

Amanecer en Bali. Octubre 2011

Será difícil retomar mi blog. O quizás no. No lo sé. Desde que regresé mi relación con él perdió organicidad. El escribir directamente en la computadora sin mucha reflexión por delante, sin borradores y esquemas. Permitiéndome breves errores y gazapos, la posibilidad de la corrección posterior. Aquí encontraba remanso, cobijo del extrañamiento con el país al que veía de lejos y las palabras venían solas sin preámbulos innecesarios. He perdido algo la esencia a esta dedicación.

Regresé hace 4 años, en el interín he estado fuera casi uno, pero el extrañamiento ha seguido.

Anoche escuché hablar sobre exilios y migraciones, sobre las asincronías del retorno, sobre las diferencias entre patria y nación. Pero nadie entiende que siempre, aunque uno se haya ido, se sigue en el sitio de origen, y que aunque se regrese a él, no se llega. Hay una inadecuación al origen después del regreso. No diría desarraigo, porque la raíz sigue allí, uno vive la conexión, pero ya no se es adecuado al entorno.

He dicho acá y en otras ocasiones que me siento inadecuada. Aún hoy lo siento. Inadecuada a los nuevos códigos sociales y del lenguaje que se me escapan, a las manifestaciones idiosincráticas ajenas ya. La vida fuera nos cambia hasta el lenguaje del cuerpo. Me pregunto si deba ser esto motivo de pesar. Yo sé que me causa nostalgia. Y esa nostalgia ya es intrínseca y permanente. Un pasado en fragmentos, un presente que también se me quiebra. No estuve exilada, ni desterrada, ni siquiera puedo decir que migré porque siempre estuvo presente el regreso. 10 años de anhelos y nostalgias, añoranza de la casa dejada atrás, existente sólo en memorias, desmantelada en cajas, de amigos y no tan amigos, de la familia, de los olores de la ciudad, de sus vistas. Añoranza que perdura, porque no habrá tiempo recuperado.

Este espacio, este blog, siempre me restauró la emoción, y llevó registro de ello. Le debo, y me le debo. Pero así como me he vuelto ajena a ciertas aristas de esta tierra, de repente me siento ajena a la mecánica del blogueo una vez que me asenté de nuevo en los viejos ritos de la escritura en papel. ¿Cómo recuperar este tiempo perdido? Será que es como lo de manejar en bicicleta, que no se olvida. Pero nunca aprendí a manejar en bicicleta.

Es ahora otro propósito desalienarme de la extrañeza, ¿adecuarme? ¿O supeditarme al redescubrimiento, a desechar mis nostalgias? Todos quizás debamos redescubrir los nuevos tiempos que rehúsan los de antes, que los profanan. ¿Poner tiempo al ya, para construir una memoria renovada? No lo sé. Estoy atornillada en pasados, incluso ahora en las nostalgias de las residencias de viaje. No tengo respuestas.

Consuela ver que los amaneceres son siempre uno y el mismo en todas partes, y que ello nos sobrepasa.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Entrada motivada por la conversación en Librería Alejandría II entre Miguel Gomes y Gustavo Valle moderada por Diajanida Hernández anoche 19 de julio, 2012, y la revisión de mi blog.

Semana de blog

Esta semana, el blog como tema ha acaparado bastante mi atención. El lunes me reuní con una amiga para darle alguna ayuda web 2.0 con su blog, tuiter, facebook, etc. El martes tuvimos la lectura pública que hicimos 15 bloguer@s en la Librería El Buscón, gracias a la iniciativa de Ricardo Ramírez Requena, quien nos reunió a un mujerero que escribe en blogs y a Mario Morenza (Ricardo y Mario fueron los únicos benditos entre tanta fémina), y de una manera de lo más zen, se dio la cosa. En menos de diez días. Sin ningún tipo de obstáculos insalvables, para felicidad de todos los que leímos y espero que de los asistentes que escucharon.

literaliablog

[Ricardo Ramírez Requena empezando las lecturas]

Para mí fue una actividad revitalizadora luego de poco más de 5 años de experimentar el blog como vehículo de expresión. Como he descuidado algo a k-minos, por otros intereses como tuiter, la experiencia del martes fue como un reality check de mi relación con él. Pero además fue regeneradora porque necesitaba conectarme con blogueros venezolanos algo fuera del circuito de pioneros, que son amigos ya y con los que participo también del gorjeo alborotado de tuiter en Venezuela, nuestra tuitósfera… Este martes, me emocionó en particular que una seguidora de este blog, María Antonieta, se haya venido de Valencia a conocerme. Realmente no puedo estar más agradecida por ello. Uno escribe para sí pero para los demás también y es una recompensa saber que se ha tocado a alguien con alguna sutileza intangible una fibra de sensibilidad que se comparte. Y esta es la belleza del blog como medio, que lo pone a uno más cerca como ser humano, con quien le lee. Bloguero y lector se sienten más acompañados en este universo. Los textos en libros son apropiados por el lector, convertidos en objeto por el soporte de papel, pero el blog es un vehículo de conexión directo, en donde el lector no sólo tiene acceso a lo que uno escribe sino que además lo configura como quiere, lo descubre como quiere porque la sucesión cronológica no es obligada ni forzada en el lector, y colabora como quiere alimentándolo de comentarios o leyendo sencillamente. Estoy segura de que en la audiencia tod@s tuvimos algún silencioso fan que deseaba sencillamente escuchar nuestras voces acompañando textos que ya conocían. Y entre quienes leímos en el encuentro ahora somos seguidores incondicionales de un@ y otr@.

Seminario blog este viernes

Y para continuar con la evangelización bloguera, este viernes estaré en Maracaibo, para dar el taller WEBLOG UNA HERRAMIENTA PARA COMUNICAR EN LA RED, en el laboratorio CEIO de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad del Zulia (LUZ), organizado por La Asociación Civil Espacio Público y el blog universitario No te eches el Polo. El objetivo de este evento es brindar a periodistas y estudiantes de comunicación social las herramientas y utilidades del blog para la difusión de ideas.

Así que así es, por esta semana el blog ha copado mi atención por completo.

Ayudas para el blog

Tengo varios días pensando en el blog y explorando otras herramientas de la web 2.0 que me ayuden a mejorar mi experiencia como bloguera. Una de las herramientas que hasta ahora no entendía muy bien es twitter. Más que micro-blogging me parecía un micro-chat. Ahora le entiendo un poco mejor y con la experiencia del 23N puedo apreciar su utilidad mucho más.

Image representing Zemanta as depicted in Crun...
Imágen via CrunchBase

Otra de las herramientas con las que me he topado es Zemanta. Existe como extensión the Firefox o en el lado del servidor como plug-in para wordpress y otros administradores de contenidos. Zemanta automáticamente te recomienda tags, enlaces relativos, busca entre tus fotos de flickr, tus contactos de facebook, tus feeds y la red en general cualquier información o medio que pueda complementar lo que estás escribiendo. Por lo que he apreciado hasta ahora puede ser tremendente útil, pero obliga por supuesto a tener las fotos en flickr bien organizadas por etiquetas y tener una disciplina más rigurosa a la hora de escribir una entrada en el blog. Quizás la única desventaja que le veo es que es en inglés… espero que pronto venga la versión en español.

Llegué a Zemanta a través del enlace proporcionado por el artículo Top ten semantic products del blog Readwriteweb el cual visito dos veces a la semana gracias a otra extensión de Firefox que me encanta que es  Morning coffee. Ésta permite marcar las páginas que nos gusta leer al empezar el día sin necesidad de hacerlo en el navegador. Así podemos marcar páginas para leerlas en días específicos de la semana o para todos los días. Por ejemplo tengo todos los días la prensa y algunos blogs, pero para ciertos días de la semana otras lecturas como blogs que se actualizan pocas veces al mes, revistas tecnológicas, etc.

Otra extensión de Firefox que he usado para escribir notas para el blog es Scribefire, el cual funciona estando conectado a Internet así como no y que se puede integrar a casi todos los programas para administración de contenido como wordpress. Lo tomo y lo dejo, dependiendo de mi humor, porque prefiero bloguear en línea, pero me es bastante útil para apuntes.

Aparte de esto, he revisado algunas entradas hechas en el pasado. Me he dado cuenta de cómo han cambiado los temas sobre los cuáles escribía y de cómo de alguna manera me he concentrado en ciertas cosas en específico como viajes, política y mis climas internos, cuando antes los tópicos eran algo más libres y no me preocupaba tanto sobre qué o cómo abordar un tema en específico. Esta revisión me ha servido como para resetearme, y recobrar esa libertad de antes…

No sé si estos datos les sean útiles. No suelo dar consejos tecnológicos porque no soy muy geek en realidad, pero me gusta mantenerme al tanto de lo que pueda acontecer en el mundo de la red 2.0, sobre todo ahora que la “inmediatez” se siente aún más “inmediata” y que la semantización de los contenidos es aún más perentoria y potente que antes.

Otros enlaces:

En vivo el 23N

Reblog this post [with Zemanta]
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Enguayabada

Ando con guayabo. Pero el guayabo que cargo (de sentimiento de culpa… no de despecho, ni de rasca) es con bloguear y leer a otros. De repente me aislé. Y bastante. No he podido dar solidaridad a quien necesitaba, o felicitaciones o sencillamente estar al corriente de la vida de tanta gente que viene a leerme o que acostumbraba a leer y que ya forman parte en mayor o menor medida de mi vida.

Tengo meses metida en mi propia envoltura, pero sin nada productivo generado… así lo siento y lo lamento, porque la desconexión que sufrí me hizo perder tiempo. Sin más. Tiempo.

Y así he estado casi un mes ausente por acá. También estuve algo enferma y eso contribuyó a mi baja energía.

Al blog no lo he abandonado en el sentido de que he actualizado el wordpress, la plantilla, he optimizado la base de datos, limpiado enlaces caducos, etc. Aun me falta acomodar algunos posts y comentarios viejos que perdieron la codificación de caracteres cuando migré de blogger a wordpress. Y aun estoy lidiando con ello, porque quisiera ahora tener un blog de respaldo en wordpress.com de todos los posts, para dejarlo allí como reserva y por si acaso, se me vuela algún día el hospedaje que tengo. Pero eso no es suficiente. No he escrito. No he escrito todo lo que tengo que decir. Me siento al frente de la computadora y me falta el “drive”.

Pero bueno ya he caído en cuenta y haré lo que pueda para volver en mí, si no por completo, mejor.

Sé que de repente no hace falta decir esto, ni excusarse. Pero es bueno ventilar estos sentimientos para sacárselos de encima.

Entretanto, hoy me animé a explorar esta blogósfera venezolana tan crecida y me topé con dos blogs interesantes. Uno que me hizo reír y me contentó el día Un Guayoyo con Galifi que tiene unos dos meses de vida y otro de fotografía Francesco Spotorno blog que me gustó mucho y que recomiendo a los aficionados de la imagen.

De vuelta al blog

Luego de varias semanas en silencio por acá, me he animado a escribir. La vida no es un blog aunque a uno se le vaya la vida en el de uno. Y a veces es necesario retraerse. Sobre todo si los caminos no están tan claros. En fin, ahora es tiempo de volver a reflejarse por acá y de entrar de nuevo en los laberintos de los demás.

…..

Una de las cosas que me tenía trabada era la reforma constitucional. ¿Cómo entrarle al tema? Y he decidido no hacerlo. ¿Por qué discutir algo que se presenta impuesto desde el principio, sometido a una pantomima de discusión en la Asamblea Nacional? Chávez somete a todo el mundo al estresamiento emocional cada vez que abre la boca con alguna ocurrencia para ganar acólitos, mantenerlos o como en este caso, acomodar el país a su persona. ¿Cómo se puede enfrentar una reforma a la constitución producto de la traición del ego de un presidente que se ha construido un vínculo carismático con la gente más humilde y que no reparan en su megalomanía sino que incluso se la justifican? Podría tomar el documento de la reforma y argumentarlo punto por punto, pero me he convencido de que no tiene objeto. La reforma se va a aprobar por la Asamblea Nacional genuflexa y servil a nuestro mandatario sin mayores análisis ni estudios ni consideraciones, y el referendo se llevará a cabo y sin sorpresas se perderá, porque la gente que sigue al presidente o carece de sentido crítico y su lealtad al hombre es superior que su lealtad al país, o carece de herramientas para entender las implicaciones de la reforma en cuanto a todo lo que atenta contra nuestros derechos humanos.

La reforma podría ser vista benevolamente y decirse que sus cambios traerán algo bueno. Pero vista la falta de respeto que el anterior texto constitucional padece, no veo porqué con este nuevo las cosas serían diferentes. Las leyes han sido obviadas, los derechos de la gente son obviados o, respetados y considerados, según la conveniencia o no de la situación, no porque tengamos un régimen de justicia robusto y autónomo.

De toda la reforma quizás el punto más grave es el darle en la mano al presidente la administración de los dineros de la nación sin pasar por ninguna contraloría. Todo lo demás es accesorio para apuntalar el poder absoluto de este hombre que se permite renombrar a Caracas y a todo el país sencillamente porque le provocó.

o seré caraqueña hasta que me muera eso no lo cambiará ningún papel. Y la Venezuela que conozco que pronto solo existirá en mi nostalgia tampoco cambiará. Ni mi insomnio ni los amaneceres con el cambio de huso horario.

¿Dicho esto que más me queda por decir? Más nada. No se puede discutir lo que no admite discusión. Y en el caso de la reforma no se nos admite cuestionarla ni aportarle nada. Iré a Caracas, votaré y ya está. No estoy de acuerdo rotundamente. No salvo nada. Pero fundamentalmente no estoy de acuerdo con que la mayoría de la gente esté de acuerdo con que el presidente tiene derecho a hacer lo que le dé la gana con nuestro país, hijos, salud, gentilicio, dinero, propiedades e ideología personal. Que se “pague y dé el vuelto” en todos los aspectos de la vida nacional.

……

Dicho lo anterior creo que termino de exorcisar una suerte de “autismo” bloguero que tenía en el que no quería leer a casi nadie ni escribir. Necesitaba enconcharme en la seguridad de mi cotidianidad que por suerte no la vivo allá, donde el día a día se encuentra tan invadido por la política, y la cual uno no puede obviar ya que se la tropieza hasta en el simple acto de ir a comprar la leche para el café o el azúcar para endulzarlo.

Espero ir en diciembre a Caracas, y la larga estadía que me toca en estos dos meses que vienen en Botswana me pondrán en disposición de abrazar a mi país cuando llegue a Maiquetía. El olor a mar del litoral cuando se llega al aeropuerto es olor a patria, que es donde uno tiene enterrado el corazón. Eso no me lo reforma nadie.