Archivo de la etiqueta: Notificaciones

Receso

torredeamersfoort.jpg

Me retiro por unos pocos días de la actividad bloguera. Tenía semanas pensando en ello pero no quería dar el paso de nuevo de establecer un receso.

Les dejo entretanto una foto que tomé en Amersfoort en compañía de María del Valle y Miguel Pinto durante la breve visita que les hice. Es la torre de la iglesia, que se puede ver desde todos los puntos de la ciudad. Me gustó mucho como quedó -como de película de misterio- y tenía tiempo queriendo compartirla.

Adiós al Maestro Millán

El profe falleció este 7 de Marzo. Me entero por el comentario de Kareta al abrir mi correo esta mañana.

Cándido Millán fue artista, escritor y maestro. Uno de los principales promotores de las Artes del Fuego en nuestro país a través de su Asociación y Escuela y autor del libro de artes plásticas de bachillerato con el que casi todo el mundo estudió. Dió clases en mi colegio, el Santiago de León de Caracas, por muchísimos años y la mayoría de los que pasamos por allí, hasta no hace tanto, recibimos clases con él. Su trabajo fue constante y consistente, dejando la huella que se propuso. Le debo haberme interesado por el arte y el tener las bases para apreciarlas. Recuerdo cómo llenaba los cuadernos dedicadamente con las tareas que nos mandaba, de escribir sobre la arquitectura griega o el renacimiento o el cinetismo y la expectativa de sacar una buena nota cuando terminara de corregir la montaña de cuadernos. No puedo sino darle las gracias por ello.

En la nota de El Universal, Ana María Hernández resume su trayectoria de esta manera:

Millán nació en Adícora (estado Falcón) el 4 de septiembre de 1931. Desde 1951 a 2001 se dedicó a la educación en instituciones públicas y privadas.

De hecho, su nombre se le asocia rápida y directamente con los libros de texto por los cuales muchísimos venezolanos estudiaron artes plásticas durante el bachillerato.

En su ejercicio docente impartió clases en las asignaturas de Educación Artística, Dibujo Técnico, Historia del Arte, Manualidades y Cerámica.

Como artista, su creación se centró en las artes del fuego. En este campo, llegó a obtener el Premio Nacional de las Artes del Fuego en 2001, otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura.

Su trabajo creativo se pudo apreciar en individuales realizadas en las galerías Terracota y Félix de Caracas, y Lozano y Gala de Valencia. En colectivas, su obra se mostró en eventos como el VII y VIII Salón Nacional de las Artes del Fuego, I Salón Nacional de la Asociación de las Artes del Fuego, II Bienal Nacional de Artes Visuales, Cerámica Contemporánea de Venezuela, Nuevas Visiones de las Formas, Tendencias de la Cerámica Contemporánea; entre otros más.

También estuvo en colectivas internacionales, y recibió, entre otros méritos, la Orden Andrés Bello (Primera Clase), Orden 27 de Julio (Segunda Clase) e Hijo Ilustre del Estado Falcón.

Adicionalmente, fue fundador de la Asociación Venezolana de las Artes del Fuego.

Pero sin duda, su obra máxima, además de la docencia, fue la que dedicó al Taller Escuela Arte Fuego, en San Bernardino, de donde han egresado generaciones de ceramistas, orfebres y demás artistas del fuego. En sus hornos se han fraguado los sueños de jóvenes y adultos, porque sus cursos y talleres se dirigen prácticamente a todo aquel que desee aprender.

Hay una página de la Escuela, con información, artículos y testimonios para quienes quieran saber más. http://candidomillanescuela.spaces.live.com/
Y en esta otra se amplía también parte de su trayectoria
http://encontrarte.aporrea.org/noticias/n4958.html

No sé si aún se necesitarán aportes para solventar deudas de su cuidado médico.

Ayuda a Cándido Millán

Por medio de los blogs de Kareta, Superdharma y el blogo me entero de que el profesor Cándido Millán está necesitado de ayuda para atención médica.

No sólo muchos estudiaron con sus libros sino que se beneficiaron de sus clases en bachillerato y en la Escuela Arte Fuego. Hoy día de ochenta años no tiene recursos para proseguir con el tratamiento de su diabetes que ya le ha costado la amputación de una pierna.

Transcribo el post de Kareta:

El Maestro Cándido Millán, profesor de arte y escritor de libros para niños y jóvenes está muy enfermo y necesita de nuestra solidaridad, casi todos usamos el libro de educación artística del maestro Cándido, por ende él forma parte de nuestra formación artística en el colegio y si él le dio al país sus aportes y conocimientos, por qué no darle ayuda en los momentos difíciles.

El maestro está enfermo de diabetes y ya le amputaron parte de una pierna, y lamentablemente los costos han superado sus posibilidades económicas, y es por ello que es momento de ayudar, depositando en la cuenta número 01210144910204342230 (ahorros) de Corpbanca, a nombre de Cándido Millán-Rubén Pacheco.

Rieguen la voz.

¿A nadie le importa?

Hace unos días decía que uno se preocupaba por tonterías cuando afuera de la burbuja que uno se construye pasaban cosas mucho peores. Que el mundo andaba en escombros y había demasiada tristeza. Hoy es uno de esos días en que el dolor entra en casa y no sale. Hace unas horas recibimos la noticia de que al mejor amigo de mi cuñado, a su hermanazo del alma, lo mataron en una calle de Caracas. Un tiro en la cabeza proveniente de un arma de alto poder. No le robaron. Llegaba a casa de otro de sus mejores amigos, cuando éste oyó una explosión afuera y al salir encontró el carro estrellado enfrente y a su amigo muerto dentro. No había nadie a la vista en la calle. Un hombre joven, popular y querido por todos los que lo conocían, se casaba este julio con toda la esperanza de lo que la vida podía ofrecer por delante. Y llega alguien, quizás iniciándose en una banda, quizás intentando un robo, quizás apuntando al blanco equivocado, o quizás echando tiros al aire y acaba con la vida de una persona. Así sin más.

He dicho aquí, muchas veces, que lo único democrático en Venezuela es la muerte. La muerte violenta, además, que no distingue “dónde” vives, si eres algún “quién” o no, o qué “haces” o no. La vida en Venezuela es una lotería. Hoy te toca o no. Y uno oye o vive las historias estando allá, uno las lee desde acá. Uno piensa que está lejos, pero uno está de todas formas demasiado cerca. Al leerlas uno se indigna con toda la rabia. Al recibir noticias así de cercanas se indigna con todo el dolor. El dolor no cambia. La impotencia es igual. La rabia es igual. Esto no es cuestión de política.

¿Qué coño pasa en Venezuela que ya la muerte es costumbre? Tanto que ya no importa a nadie si hay 6 muertos en una fiesta en un barrio por pura retrechería del malandro que no fue invitado, o si a una madre le matan a todos sus hijos en distintos casos de violencia, o si se pierden bebés en las maternidades, o si a un taxista le robaron y mataron o si a unos estudiantes en un barrio, o a un fiscal en su carro, o a gente en una manisfestación, o unos presos en una cárcel, o a unos niños secuestrados, o al ganadero, o a la mamá, o la esposa, o al profesor, o la enfermera, o al médico cubano, o al vecino. Esto no es de ahora, esto viene de hace demasiado tiempo. No hay familia que no tenga un cuento de hace poco o de hace mucho o de ahora.

¿Qué tendrá que pasar en Venezuela? Qué tendrá que pasar para que la vida cobre valor. La vida de todos. Porque no hay excepciones. En los barrios toca más que en otras partes. Es cierto, es más duro, pero al final no hay excepciones. Todo el mundo tiene un cuento.

¿Por qué a nadie le importa? Porqué las quejas no se enfocan en lo que realmente es importante que es la celebración de la vida y su protección. ¿Por qué no nos ocupamos del derecho a la vida de la gente?

A mi cuñado lo conocí cuando tenía siete años de edad. Hoy es un hombre de 29. Es mi hermanito. Y su dolor por la pérdida de su mejor amigo es también el de mi esposo y el mío y toda nuestra familia. La familia del muchacho y su novia están destruidas. Nosotros estamos lejos pero seguimos allá. Estamos allá contigo, Ricardo, con todo nuestro amor.

Voceo esto aquí porque es lo único que puedo hacer desde tan lejos. Quiero gritar el dolor, la rabia y la impotencia.

Hoy nos tocó a nosotros por el lado de mi esposo. Hace unos 15 años tocó por el lado mío. Ayer por el de otras familias y mañana y pasado por el de otras más.

Y todos nos quedamos con el dolor y la impotencia, hasta que se nos desborde la rabia por la justicia sin servir y decidamos exigirla dejando de lado ideologías o afiliaciones, sin miramientos. Sólo por querer justicia para las muertes sin sentido que desangran al país, a nuestras familias.

Chinos hasta en las fiestas

Los chinos tienen miles de años siendo arroceros y la verdad es que no extraña que ahora, los hermanos Chang, por eso mismo abran una agencia de festejos. Al que se anime aquí la invitación:

Estimados parranderos de heladería

borrachos de la vida, arroceros de bacanal,

adictos de biblioteca, swingers de la mamadera… de gallo,

y otros seres de la noche obbbbbbbscura del alma…

ya abrió sus puertas LA AGENCIA DE FESTEJOS DE LOS HERMANOS CHANG

(celebrando un año de este inenarrable pasquín)

¡¡¡¡¡¡SALUD A TODOS!!!!

WWW.HERMANOSCHANG.BLOGSPOT.COM

Petición de ayuda

Una compañera bloguera, Sobre un Arcoiris, necesita donaciones de sangre para un familiar que se encuentra grave y necesitado de una operación del corazón.

Si pueden colaborar aquí están las instrucciones dadas por ella:

“Sólo debes dirigirte al Hospital Clínico Universitario de la UCV (Caracas) y decir que vas a donar sangre para el señor ALBERTO GONZÁLEZ. Allí te darán un certificado de donación que necesitamos para hacer constar que hemos recolectado el número de donantes que nos piden. Por favor llama luego a mi hermanita Nella (04167197468) y dile que has donado, ella buscará el certificado a la brevedad posible.

Muchas gracias a todos!