Archivo de la etiqueta: Palabras

Palabra

Sobre la palabra – divagación interactiva con tweets de hoy

Palabra

Las palabras conjuran, convocan, inspiran, conspiran, en suma, tienen poder. Depende de nosotros que sea ese poder para la amabilidad, el respeto

La palabra paz convoca paz

La palabra cielo inspira plegarias y calma los ojos sin sosiego

La palabra amor ha sido vilipendiada, mal usada pero su significado intrínseco no cambia. Es mejor hablar de amor que de odio.

La palabra poesía, pobre de ella, es subestimada y sin embargo, todos somos capaces de ella, y la vivimos de tanto en tanto

Una de mis palabras favoritas es amanecer, aunque soy nocturna

Otra de mis palabras favoritas es libélula, es un trabalenguas dulce.

Las palabras son definitivas en nuestra vida pero nunca consideramos sus significados y menos reflexionamos sobre su belleza.

Saborear palabras, paladear palabras, pensar palabras, sentir palabras, escuchar palabras, decir palabras.

Rescata la palabra. Rescata tu palabra.

Palabra vida, palabra entendimiento, pensamiento, sentimiento.

Cuida tu palabra, ama la palabra.

@Mariemiau Aunque a veces el silencio sea necesario… Quedamos sin palabras.

Las palabras van por dentro.

La palabra abre, la palabra labra como dice @HectorAnibal9

No tenemos sino nuestro nombre, no tenemos sino nuestra palabra

……..

Cada quien tiene una palabra que le canta al oído… ¿cuál es tu palabra?

@QueLeer Inconmensurable

No puedes medir la maravilla

@lcaballero Inevitabilidad

Eres destinista

@dcastellanos Soslayo

el secreto de la mirada oblicua

@cbonilla20 Creo

Es una bella palabra porque alude a creer y crear

@isabel_2040 Despierta

Estás atenta al mundo y su belleza

@hugonso Hojarasca

Crujen las hojas bajo tus pasos

……..

Dale valor a tu palabra, a la palabra de los otros. Cuida tu palabra, cuida la palabra.

Uno puede creer con palabras y crear con palabras, uno puede creer en palabras, y crear palabras.

Cada palabra es un sonido con un significado, una abstracción, y hasta una metáfora.

Las palabras abren y cierran como puertas y ventanas.

Las palabras susurran, arrullan, a veces duermen, otras cantan.

Las palabras también aman o se van.

A las palabras en realidad no se las lleva el viento, siempre se quedan en alguien

Hay palabras de fortuna o desgracia, pero yo prefiero pensar en las que inspiran o calman.

Cada quien tiene su palabra.

Cipote y Carajo

Chávez mandó al cipote a Blair. Unos meses atrás al carajo al ALCA.

En ambas circunstancias es bastante improbable que Blair o Bush hayan tenido una buena traducción de lo que ello significa. Porque el carajo está como que más lejos que el infierno, y del cipote da la impresión de que se puede regresar más fácil, aunque se me antoja menos divertido y terminante que el carajo.

Ni el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua creo que atina en interpretar la envergadura de ambos envíos. En todo caso es el destino al que quisiéramos mandar a unos cuantos líderes en estos días, cuando toman decisiones que no benefician a nadie, como si tuvieran un carajo o un cipote en la cabeza.

cipote1.
  (De cipo).
1. m. Mojón de piedra.
2. m. Hombre torpe, zonzo, bobo.
3. m. Hombre grueso, rechoncho.
4. m. cachiporra (ǁ palo).
5. m. Palillo del tambor.
6. m. vulg. miembro viril.
7. m. And. Tarugo, zoquete, cuña.
8. m. Col. U. t. en sent. ponder. ¡Cipote lío!, ¡cipote vaina!
9. m. Ven. U. para insultar a alguien sin nombrarlo.
mandar a alguien al ~.
1. fr. coloq. Ven. mandar al carajo.
cipote2, ta.
  (Quizá deformac. de chipote).
1. m. y f. El Salv., Hond. y Nic. niño (ǁ persona que está en la niñez).
2. m. y f. El Salv. novio (ǁ persona que mantiene relaciones amorosas).

carajo.
  (De or. inc.).
1. m. malson. Miembro viril.
2. m. despect. malson. Col., C. Rica, Hond. y Ven. U. para suplir el nombre de un hombre que no se quiere mencionar para desvalorizarlo.
al ~.
1. expr. coloq. Denota enfado o rechazo. Al carajo el informe.
carajo.
1. interj. U. para expresar disgusto, rechazo, sorpresa, asombro, etc.
del ~.
1. loc. adj. coloq. Muy grande o intenso. Un susto, un frío del carajo.
importar algo un ~ a alguien.
1. fr. coloq. No importarle nada.
irse algo al ~.
1. fr. coloq. Echarse a perder, tener mal fin.
mandar a alguien al ~.
1. fr. coloq. Rechazarlo con insolencia y desdén.
qué ~.
1. expr. coloq. Denota negación, decisión, contrariedad, etc.
un ~.
1. loc. adv. coloq. nada (ǁ ninguna cosa). No entiendes un carajo.
2. expr. coloq. U. para negar o rechazar.
3. expr. coloq. U. para ponderar. Cuesta un carajo.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Google y las palabras

En estos días revisando las estadísticas encuentro que mi blog ha sido visitado por alguien que introdujo la siguiente combinación de palabras en Google: casos de secuestros de marcianos… el primer resultado era de mis archivos por un post llamado Independence day que escribí sobre declaraciones del presidente Chávez en la celebración del día de la Independencia de Venezuela. Uso las palabras marcianos y casos de secuestros pero no hablo de casos de secuestros de marcianos… Y es el único resultado en la página que no tiene nada que ver con el tema de casos de secuestros y marcianos en sí… Pero lo que me causa más gracia de esto es que Google sugiere una alternativa con su corrector ortográfico, en algo que se puede traducir como: Quiso decir usted: casos de secretarias de marcianos?… En este caso, los resultados son todos referentes a ufología pero no pude encontrar ninguno que hablara de secretarias de marcianos en específico.

Se me ocurre que esto pudiera ser un juego, no solo buscar resultados con aparentemente absurdas o peculiares combinaciones de palabras y/o escribir textos con ellas para añadir un poco de humor al caos de información que hay fuera y que podemos escrutar con Google…

Olvidémonos por un rato de la posibilidad de la más eficiente y menos divertida web semántica. Ella nos hubiera dado ningún resultado en ambos casos. Porque existen testimonios de casos de secuestro por marcianos, pero hasta dónde sabemos no de secuestros de marcianos y menos de secretarias de marcianos.

Los caminos de la web son inescrutables… sin Google.
Pudiera ser un eslogan, mientras se populariza la semantización de la web.

Evanescencia

Se confunden los mejores sentidos y atravieso el umbral hacia donde las cosas vividas pasan de ser hechos concretos a ser memorias. De repente empiezan a confundirse los juicios, el optimismo, el sentido de pertenencia… ¿Qué es lo que leo? ¿Es eso la realidad?…

De repente la experiencia en Caracas empieza a convertirse en una evanescencia y no me deja de llamar la atención que este sentimiento surge oyendo Evanescence mientras leo las noticias tan desalentadoras… y me pregunto cuál es la diferencia entre desvanecer y evanescer. Porque evanescer me remite a otras cosas tales como aromas percibidos, los cuales algunas veces se quedan aferrados a nuestra nariz en contra de nuestra voluntad, aunque la fuente de los mismos ya no esté presente.

… Y pues la diferencia entre ambas palabras es ninguna. Según el RAE evanescer es desvanecer y desvanecer es:

desvanecer.
  (Del lat. evanescere).
  1. tr. Disgregar o difundir las partículas de un cuerpo en otro. U. por lo común para referirse a un color que se atenúa gradualmente. U. t. c. prnl. El humo se desvanece en el aire.
  2. tr. Deshacer, anular. Desvanecer la duda, la sospecha, el intento. U. t. c. prnl.
  3. tr. Quitar de la mente una idea, un recuerdo, etc.
  4. tr. desus. Inducir a presunción y vanidad. Era u. m. c. prnl.
  5. prnl. Dicho de una cosa: Evaporarse, exhalarse, perderse su parte espiritosa. Desvanecerse el vino.
  6. prnl. Perder el sentido. U. t. c. tr.

Real Academia Española � Todos los derechos reservados

Entonces mis memorias
se disgregan en partículas que de mí van a otra parte,
se atenúan gradualmente,
se anulan
o deshacen,
se van de la mente,
se evaporan,
exhalan
o pierden
(si no su espiritosidad)
¿quizás su espíritu?

por último
pierden el sentido
porque la inducción
a la vanidad
o la presunción
están en desuso.

No podemos ni siquiera presumir ya
de nuestras memorias y recuerdos…

Los recuerdos se evanescen en la memoria… como frase me suena más trascendente y menos destructivo y deprimente el hecho a que se desvanezcan, disgreguen o anulen… Un recuerdo evanescido está para mí como disuelto, integrado, como un aroma o una bruma colgando de algún resquicio olvidado de nuestro cerebro pero no desaparecido… jamás perdido.

Ranteo ortográfico

Confieso que cuando leo y me encuentro con usos inapropiados del idioma me siento incómoda. Casi ofendida por la aparición de una “zeta” mal puesta o la ausencia de una “hache” o una “y griega” en vez de una latina y viceversa. Sentimiento peor que la incomodidad de encontrarme con estos gazapos en cosas que leo, me lo da tropezármelos en algo que he escrito. Y lucho constantemente contra ello, especialmente ahora que debo manejarme en dos idiomas para hablar, escribir y leer con la consecuencia de tener traspapeladas las grafías con los sonidos y sorprenderme tipeando “the” en vez de “de” al escribir en español. No me molesta el uso de neologismos siempre y cuando estén denotados con itálicas o comillas o cuando son ya de uso extendido y popular y cubren la necesidad de denotar algo para lo cual no hay palabras en español como fuera el caso de tipear, y más recientemente como se está convirtiendo el de postear, rantear, cliquear o clicar, etc. Más me molesta el uso inapropiado de palabras, ya sea fuera de contexto, sentido o atribuyéndoles significados que poseen palabras similares en sonido o en combinación cuyo efecto sea una excesiva redundancia tal y como el “presunto sospechoso” en donde el individuo en cuestión no sólo está bajo sospecha, sino que ésta es sometida además a una presunción que debe ser comprobada, por lo cual es sospechoso por partida doble. Peor es cuando leemos “sospechoso del presunto crimen de asesinato”, es decir que el crimen también está bajo una presunción a pesar de que haya un muerto atravesado por una bala.

Una falta ortográfica o gramatical es perdonable si es honesta y se comete con humildad es decir sin estar acompañada de la arrogancia de la posesión de un conocimiento superior al de los demás. Graves son las que se encuentran con frecuencia en los foros políticos en línea cuando se opina y/o insulta con errores ortográficos: “eres un icnorante“…

Luego, por supuesto, está el uso del idioma sencillamente para insultarse en dichos foros, los cuales funcionan más como salas de terapia para gerenciar la ira que otra cosa. Es muy difícil encontrar salones de discusión donde sencillamente la gente opine dentro de los límites del respeto. Basta una línea de disensión política y eres una”perra traidora” o un “pargo hediondo” o “a ti lo que te gusta es que te den por el chiquito” y así in crescendo dando los foristas muestras de una creatividad aterradora para la violencia sexual expresada verbalmente. Por fortuna, en algunos de estos foros se ha decidido censurar este tipo de lenguaje que no le agregaba ningún valor a las discusiones.

Yo no soy socióloga, ni lingüista, sólo chapada a la antigua en referencia al uso del lenguaje y aspiro a escribir bien, de forma agradable y sencilla, y con buena ortografía. Lucho también contra mi sintaxis enrevesada, a veces disléxica, si es que esto existe. Presumo de tener buena ortografía incluso en el inglés y creo que es porque siempre he leído mucho y ahora leo bastante en esta lengua, pero no por ello me considero sabia, sabida o sabihonda. Solo viciosa de leer.

Gente que no lee con frecuencia o que no leyó mucho en su niñez y adolescencia no tiene buena ortografía. La asociación de la expresión verbal con la grafía no se fijó en la memoria. Pero esta afirmación tiene sus lagunas, porque cómo explicarse la mala ortografía de García Márquez, según propia confesión en sus memorias, siendo él un ávido lector desde niño. De su carencia de ortografía entendemos la irritación que le lleva a despreciar las reglas del idioma.

Para mí, si no se posee la habilidad de una buena ortografía como mínimo debiera haber la consideración con el lector y el uso del corrector del procesador de palabras. Con tantas herramientas a mano para corregir la ortografía, diccionarios en CD, en línea, etc., no entiendo porqué no usarlos especialmente para los medios impresos. Por más que haya una hora de entrega en un periódico, los redactores podrían con una mirada a un diccionario de sinónimos lograr el efecto de “dominguear” una nota periodística. Los correctores tendría también que, aparte de los errores de tipeo, corregir cierta sintáxis y semántica impúdica que hace uso de palabras con sentidos opuestos o redundantes al expresado. El diccionario para ello también es herramienta útil.

Pero también está la excusa de la rapidez que el medio digital imprime a la escritura para justificar los gazapos o las nuevas formas de tipeo donde se sustituyen la “qu” y la “ce” por la “ka”, las cuáles desgraciadamente se me hace físicamente imposibles de leer o aquellos que cortan las palabras y frases aprovechándose del sonido natural de las letras y así “quedé” se convierte en “qd”. Estas últimas formas son más naturales para la lectura, ya que usan la grafía correspondiente ortográficamente hablando al sonido consonante aunque no completen la palabra. Así hasta podría nacer un cuerpo de reglas de ortografía para Internet aunque muchos se rebelarían ante la idea por considerarlo un medio supremamente libre y sujeto al “medalaganismo” que por principio no contempla respetar “la gana” de los demás.

Sé que esté post está medio antipático. Pero de verdad que no me importa si alguien me corrige algún error ortográfico, sintáctico, semántico o de tipeo. Seguro que en esta misma entrada de mi blog se me ha escapado alguno.

Más sobre el idioma aunque no de la ortografía:
Carolina Jaimes Branger carga contra “aperturar”
¿Mouse o ratón?: la metamorfosis del idioma español en tiempos de Internet
Reforma ortográfica del idioma español (a muchos les llegó por correo electrónico)
¡Aprenda spanglish en un santiamén!
Las palabras y sus significados extraviados
Estos dos últimos no se ven bien en Firefox.

Otro que se me escapó:
De Nostalgia “Descifrando Códigos”

Ranteo azul malayo

Sumergida en la última playa que visitamos por las islas, me preguntaba porqué me era tan esencial el mar. Porqué me daba tanta paz y tibieza en el alma. El mar fue el caldo de gestación de la vida en este mundo y de alguna forma extraña pienso que algunos sentimos un volver al útero primigenio cuando estamos en él. Una sensación remota de origen que nos resuena de adentro como un eco.

Y el azul… porqué esa atracción y fijación por el azul.
Leí hace algún tiempo que es el color favorito de la mayoría de la gente… no sé si es verdad pero y cómo no podría serlo, si azules son el cielo y el mar cuando el sol está radiante.

Flotar en el agua bañada de luz y calor y las olas llevar y traer el cuerpo inane completamente dejado al momento de ese preciso instante el cual bien pudiera ser uno igual al de hace diez, cien, mil, un millón de años atrás, porque no hay tiempo que cambie el color ni la faz de sus aguas.

Pero, ¿por qué azul de tristeza? ¿por qué azul de música, el blue?
Quizás por las nostalgias sin remedio.
Demasiado intrínsecas y antiguas como para tener principio o final.

Azul que da brillo al planeta marmolado desde el espacio.

¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨
Más sobre el azul en inglés:
Sitio de fans del color azul
Porqué el agua es azul
Introducción a los azules

En español:
El azul y el 5to chakra
Azul de Cruz Salmerón Acosta