Preludio de Jakarta

La vida no tiene sentido. Sola, en sí, no lo tiene. La vida es una fuerza cruda que alcanza un pico de expresión y que luego mengua hasta que acaba. Nuestra vida se basa en decisiones, y esas decisiones nos determinan. Estudios, pareja, dónde vivir, qué comer, si ejercitar o no, toda decisión tiene consecuencias… Seguir leyendo Preludio de Jakarta

Una tarde en la Casa Batlló

Cuando visito ciudades a las que volveré – o sé de alguna manera que lo haré-, me guardo varios de sus sitios para luego, para esa otra ocasión futura. Así el regreso se me hace importante y de alguna manera perentorio. La Casa Batlló de Antoni Gaudí tenía esperando como 4 visitas mías a Barcelona… Seguir leyendo Una tarde en la Casa Batlló

Kali país – divagación

A veces reviso las entradas viejas de este blog y me digo, y ¿dónde está el cuento de tal o cual viaje? y ¿por qué no puse tal o cual foto?. Este blog tendría que ser no sólo cuaderno de notas y borradores sino bitácora y muchas entradas se me han quedado en el tintero.… Seguir leyendo Kali país – divagación

Antes era más libre

Antes era más libre en el blog... Releo entradas de hace 4 años y me encuentro conque era mi tribuna de expresión total. De unos 3 años para acá, k-minos se ha redefinido un par de veces. Por un tiempo, la crónica política y la opinión tuvieron mucho peso. Hoy lo tiene más escribir en… Seguir leyendo Antes era más libre

Invierno en Dinamarca

En el tren de camino a Aarhus desde Copenhagen, contemplo el invierno aún sin nieve en Dinamarca. Son unas cuatro horas de camino y no puedo dejar de pensar que este es un país en el que realmente me siento extranjera. La lengua es indiscernible y hay pocas traducciones al inglés en rótulos de aeropuerto,… Seguir leyendo Invierno en Dinamarca

Paz momentánea

[Calle de Esplugues de Llobregat] Hoy el cielo está azul y sin nubes. Camino tranquila en este mediodía de entrada al invierno, por las calles de Esplugues de Llobregat, en las afueras de Barcelona. Sigo el curso de algunas calles y un pequeño boulevard hasta llegar a una panadería-café casi vacía. Las mujeres que atienden… Seguir leyendo Paz momentánea