Viendo llover en Dhaka como si fuera Macondo

En un rickshaw atravesando la calle días después de la gran inundación del 2004.

  La lluvia se anunció el viernes en la noche con un aguacero torrencial pero corto, y desde el día siguiente como a las 10 de la mañana hasta el martes en la tarde no paró de llover. Siguió lloviendo desde entonces con brevísimas interrupciones hasta el jueves. La lluvia fue bienvenida el sábado por… Seguir leyendo Viendo llover en Dhaka como si fuera Macondo