As de espadas

He leído un buen post en el blog de Kbulla en referencia a todo el affair del Waltergate.
Es un post donde argumenta porqué no apoya o pasa del asunto de Walter Martínez. Entiendo y respeto sus argumentos pero no los secundo. La cosa no es que esto de la censura sea algo nuevo porque sabemos que no lo es sino que está ya tomando otro caríz.

Yo también me he asombrado de que sólo una minoría de blogueros se haya hecho eco de los casos de amenazas o censura a otros compañeros blogueros o en general de casos donde peligra la libertad de expresión como derecho. Me asombro porque no estoy en Venezuela sino medio planeta de por medio y no me deja de hervir la sangre con las cosas que leo en la prensa o en otros blog. Y por ello hasta donde me cabe he diseminado la información que encuentro que pueda amenazar esto que estamos haciendo con los blogs y cuanta cosa me sensibiliza para el momento que me toca bloguear. Generalmente, me controlo un poco porque este espacio se suponía que iba a ser mi remanso y no un botadero de bilis política. Y la verdad es que quisiera pasar de la política y lo que pasa en el país. Hasta he considerado abrir otro blog sólo para comentar las noticias y dejar mis k-minos para mí, yo, mi ego, etc. todo lo que tenga que ver conmigo mísma pero que soporta un algo de voyeurismo. Todos queremos estar en nuestra burbuja y yo no soy la excepción.

Lo del banner no es para defender al periodista Martínez, sino para fijar posición en referencia a un derecho de todos que es el de la libertad de expresión. Coincido en creer que Martínez se puede defender sólo, así como Poleo, Pacheco, Bravo, etc. y el objeto no es defender a nadie sino decir que este es un derecho de todos.

Porque también creo que cuando ya la censura empieza a pegar en los predios del mismo chavismo, no sólo con este caso sino por el de Últimas Noticias, hay que empezar a preocuparse, porque ya no se trata de mera escaramuza política. Lo de Walter Martínez si es una malacrianza suya o no, me parece intrascendente. Porque eso no es lo que es importante.

No establecer posición de principios en su caso o en el de cualquiera que pase por una situación similar, hasta en el de Lina Ron, es legitimar que a otros les parezca bien por ejemplo lo de la lista de Tascón. O que allanen a Patricia Poleo, o que traten de callar a Ibeyise o a la Salazar o a Bocaranda. O sea que ¿si cierran Aporrea por hacer autocrítica está bien, porque son talibanes antiescuálidos, pero si es El liberal Venezolano, no porque es antichavista talibán? … Por favor. Y no lo digo por criticar a nadie en particular. Yo también he caído en esa trampa de la rabia y caigo casi todos los días. La cosa es reflexionar sobre ello y sincerarse con respecto a lo que realmente se quiere para el país. ¿De verdad se quiere inclusión, pluralismo, democracia para todos, etc. o sólo proteger los intereses que nos afecten directa y personalmente y ya?… No sé, creo que hay que pensar en el asunto.

Poner este banner aquí me recuerda que tengo que respetar y deberme a un principio que permite que escriba mi blog. Cuestionar los motivos de Martínez o justificar el cierre de su programa lo único que me sugiere (y confirma) es que en Venezuela no somos gente de principios sino de bandos. De una doble moral. Y que los principios son buenos si nos convienen y si no, pues dejan de ser principios para ser excusas sacadas de la manga como un as de espadas a ver si se gana la partida de cualquier diatriba.

La verdad es que creía que dábamos para un poquito más en el país. Sé que cuesta con todo lo que está pasando deshacerse de la frustración y el resentimiento pero debemos hacer un esfuerzo por nuestro propio bien.

En todo caso, aunque no secunde a Kbulla entiendo sus razones, porque la cosa no está fácil.

Actualización:
Una aclaratoria a raíz de una crítica señalada por Klaus Meyer en los comentarios. Cuando me referí a los sitios Aporrea y El Liberal Venezolano como talibanes lo hice como un decir y en la creencia de que la gente detrás de esos sitios puede pensar eso del otro. Yo no lo considero así. Pero como no me salió tan claro el post en ese sentido hago la rectificación porque esa no era la intención. Por favor acepten mis disculpas quienes se hayan sentido afectados de alguna manera. Cuentas claras…

13 comentarios en “As de espadas

  1. quizá por razones equivocadas, por su ego, o por sus intereses, Walter Martínez hizo saltar la liebre con el waltergate, Kira, y arguyó que seguía el ejemplo de su presidente, según el cual es amigo de sus amigos pero más es de la verdad, que en realidad es refrito, como se sabe, del soy amigo de Platón, pero más amigo soy de la verdad”, que según averiguo en san google fue citada por Amonio en su “Vida de Aristóteles”. Es lo que quizá falta en Venezuela, que dejemos de ser tan amigos de nuestros amigos y empecemos a ser más amigos de la verdad. Es doloroso leer tu lamento de que esperabas algo más de país, y no puedo estar en desacuerdo contigo. El compadrazgo es un mla endémico en Venezuela y nos afecta a todos. Quizá por eso somos tan amigos todos de todos. Los españoles se sorprenden cuando nos a nosotros venezolanos tan amigos de todos, con tanta camaradería con todo el mundo. Su lado negativo es el compadrazgo supongo. Sigo pensando que Walter Martínez pecó de ingenuo (consciente o inconscientemente) al decir que Chávez no sabía nada, ni sabe nada de lo que pasa en su gobierno. Es como decir que Hitler no se enteró de que existía Auschwitz. Claro que lo sabe, como todos los presidentes lo saben pero se hacen los locos, para después argumentar “negación plausible”, como pretendía el jefe de la CIA con el presidente de EEUU en “Independece Day”.
    Quedan tres opciones:
    -Walter Martínez, gran analista internacional, es un ingenuo en la política de su propio país, y candoroso en su pensamiento político. (pruebas a favor: “soy un soldado”, “estoy seguro que el presidente no sabe nada”, “no me dejan hablar con el presidente”, et al)
    -Walter Martínez es Maquiavelo, y su ego es enorme, su ambición ilimitada (pruebas a favor: “yo tengo 25 años en la ONU, soy el único que puede decir eso en este país”, “el presidente de PDVSA me apoya”, “Chávez quería hablar conmigo en la cumbre de Cumaná”, et al).
    -Y por último, Walter Martínez es un cuatriboliao, fiel a sus principios, y que no se vende a nadie, ni siquiera a su admirado presidente cuando él, o los que lo rodean, la caga.
    ¿Cómo saber cuál es la opción correcta? ¿Cómo saber que no es una mezcla de las tres?
    En fin, se me alargó esto, pero quería comentar un poco sobre esto.
    un abrazo
    JC

  2. Kira primero quisiera decirte que admiro tu compromiso con el país y su situación política. Sin embargo a veces parece que el mundo de los blogs se escribe en paralelo al mundo real, es decir, se ven pero jamás se juntan. Como sabrás en nuestro país pasan demasiadas cosas, tantas, que el caso de Walter Martínez fue rápidamente engavetado por la opinión pública (entiéndanse medios de comunicación y gente de a pie) sin causar mayor resonancia, sobretodo en los círculos opositores y eso es criticable como tú muy bien manifiestas, pero yo digo que es justificable porque en mi opinión no es más que un pedazo de hielo de la punta del iceberg.

    Lo dramático es que los venezolanos no tenemos la menor idea de cómo defender la libertad de expresión (aclaro, yo tampoco lo sé) y habemos muchos que creemos que no se defiende en los blogs… pero por algo se empieza y por eso te aplaudo. Cuando pueda yo también voy a poner tu banner, porque si hay algo en lo que yo creo es en la libertad de expresión y en los blogs como un medio de exponer y criticar problemas, aunque -algunos- seamos leídos por muy poca gente.

    No sé si esto será algún tipo de duda o crisis existencial pero confieso que yo, desde mi hacienda, no sé cómo cambiar al país o “hacer una diferencia” o desatascar algo de este nudo en el que se convirtió Venezuela.

  3. Quise corregir el comentario anterio y lo borré y ahora perdí lo que había copiado. Como el anterior era largo, lo resumo:

    Propongo abrir un blog grupal sobre política. Escribe el que quiere, sobre lo que quiere, en el tono que quiere, pero que sea un asunto político, relacionado con la realidad que vivimos.

    Serían bienvenidas todas las tendencias políticas. Si el colaborador no quiere escribir en el blog, se vale que ponga un enlace a un post político que haya publicado en su blog.

    Como decía en el anterior comentario, me parece que podría salir algo interesante. E importante.

    Ahí les dejo mi propuesta,
    gran abrazo,
    y gracias por el banner

  4. Yo también he tratado de evitar publicar notas sobre la política venezolana en mi bitácora. Fundamentalmente, para ahorrarme los insultos de los extremistas.

    Pero, no puedo dejar de tocar temas que me parecen fundamentales en esta coyuntura como el derecho a la información, la participación ciudadana y el rol de las ONGs.

    Me muero de ganas de escribir sobre literatura y sobre cine, de poner a alguna canción. Pero hay temas que son a la vez urgentes e importantes. No puedo callar mis opiniones sobre esos temas, ni siquiera en este período en el cual tengo tanto trabajo.

    No quiero tener dos bitácoras. No quiero una vida escindida.

    Pero, me atraen los proyectos colectivos. Yo me animaría a participar en la bitácora grupal que propone Carlanga.

    Pienso que quizás esperamos demasiado de este medio. Vemos el vaso medio vacío.

    Yo veo el seguimiento de los eventos que hizo El espacio de Lubrio y el seguimiento en las bitácoras que hizo EnigmasExpress. Veo el botón que hizo Kira. Las propuestas alternativas de Unocontodo y de Alex. La propuesta de bitácora colectiva de Carlanga.
    Las notas en País de los equivocados, RomRod, Periodismo de Paz, Cuaderno de notas, Cuaderno de Taganga, Jorge Letralia, Veo Pienso, Caja Virtual, etc. Probablemente haya más que no he leído.

    Veo que nos hemos movido más que otros sectores del país.
    Veo el vaso medio lleno.

  5. Un poco en respuesta a todos.

    Creo que manifestar una posición abiertamente en cuestión de principios ya es hacer algo por el país. Escribir y establecer una diálogo crítico entre partes que parecieran irreconciliables igual.

    La libertad de expresión es un derecho pero también es un privilegio, el privilegio que da vivir en una sociedad que respeta la disensión. No me parece una cuestión de lucha social. En mi opinión la raíz de los problemas del país no es social sino ética y moral. La corrupción y la irresponsabilidad han ahondado y agravado los problemas sociales.

    Es cierto hay que ser más amigos de la verdad, donde quiera que esta se encuentre y aunque de repente no nos guste.

    Me fastidia que la situación del país se imponga sobre lo que queramos hacer o no con nuestros blogs. A veces lo siento como una intrusión indeseada. La cosa es que es imposible ser indiferente.

  6. Kira una propuesta para tu banner:

    “por una libertad de expresion que es expresion de libertad y no la voz del privilegio”

    Esa la escribio un pana mio, Carlos Carles

  7. Kira,
    En su estilo, quiz�s ingenuo y sencillo, escribi� Claudio Nazoa sobre esto y me gust�. Si no lo has le�do, te lo puedo mandar por e-mail. Saludos, aunque yo formo parte delos desganados.

  8. Kira una crítica menor: no hubiese sido mejor escribir “¿si cierran Aporrea por hacer autocrítica está bien, porque son antiescuálidos, pero si es El liberal Venezolano no porque es antichavista?”, porque se me ocurren algunas opciones de antichavistas talibanes pero entre esos no está El Liberal Venezolano.

    Saludos.

  9. Aceptada tu crítica, pero me refería a que en general la oposición ve a aporrea como talibán y los chavistas puede que les parezca alguien como liberal venezolano igual de talibán. Siento que se entendiera que yo los considero así y pido disculpas a ambos, porque no es así. Mis dislexias conceptuales con el lenguaje a veces me matan. :)

  10. Hace unas semanas “El País” de España publicó un reportaje donde confundió ‘astronomía con astrología’
    Un blog se diò cuenta del asunto e hizo la observación. Al día siguiente la blogosfera, blogs polìticos, musicales, de cine, eróticos, etc, se volcaron de tal manera en dicho asunto que el periòdico un tanto humillado en su ego por la presiòn que se formò tuvo que hacer, NO un comentario de dos tres lìneas, sino toda una pàgina entera refirièndose a la tremenda capacidad de respuesta de esta nueva herramienta.
    No hubo blogs de izquierda. Ni de derecha. Ni del Santo Oficio. Sencillamente fue la tribu electrònica, como un todo que se tomò muy en serio su nuevo rol.
    Tan simple como eso.
    Saludos!

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s