Código de novela

Por fin se estrenó la película El código Da Vinci, y ha roto récords de taquilla. No era para menos. Las historias paralelas de escándalos de plagio, indignación de la iglesia, desmentidos del Opus Dei, etc., han sido más interesantes que el libro mismo.

Me acerqué a la novela pensando que se trataba más sobre Leonardo Da Vinci que sobre la teoría del Santo Grial entendido como la descendencia de Jesús. Esta teoría ya me la había digerido con la lectura del The Holy Blood and the Holy Grail unos años antes, traducido al español como El Enigma Sagrado de los autores Michael Baigent, Richard Leigh y Henry Lincoln, que fueron los que demandaron (a excepción del último) a la editorial Random House por plagio (?). Al parecer dicha teoría fue desmentida posteriormente por los mismos supuestos descendientes de Jesús que ellos citan. Pero todo el asunto no deja de ser plausible e interesante.

Brown cita a “The Holy Blood…” en su introducción como una de las fuentes de referencia de la novela. En realidad, usa toda la base de la teoría presentada en dicho libro para establecer la trama. Pero a eso no podría llamársele plagio.

El libro me pareció bastante entretenido e interesante como típico best-seller hasta que llegó al punto en que el simbologista Langdon termina enredado amorosamente con la francesita que (oh, sorpresa) termina siendo la recontratataranieta de Jesús (final más predecible no podía ser y me perdonan los que no la han leído). Como siempre el superhéroe gringo se queda con el chivo y el mecate y ¡tremendo mecate! Y al terminarlo pensé Este libro sería una buena película de acción y misterio. No la he visto todavía, pero espero que así lo sea. Lástima que no la hizo Spielberg.

Pero, bueno, el libro tiene un mérito como dice Khandika y lo cito:

“…Da Vinci se ha convertido en un poder frente a la verdad oficial. Más allá de una película polémica cualquier católico tiene que plantearse que existe una lucha entre el dogma y la heterodoxia. La verdad impuesta religiosa y la otra verdad oculta y herética. La otra verdad gnóstica, mágica, esotérica tan temida por la iglesia como poder-establishment.

Todo ese asunto sobre María Magdalena es tan sólo la reivindicación de lo femenino como inherente a lo sagrado. Es recordarnos que hubo un culto a la diosa duramente oprimido por Constantino en 325 para cimentar un modelo de creencias en lo masculino.”

Y le agregaría además que tiene el otro mérito de humanizar a Jesús. De darle dimensión terrenal. Capaz de amar y de procrear sin la mácula de pecado que conlleva el sexo según la creencia cristiana. Noción ésta que nos ha inculcado la iglesia a lo largo de los siglos y que está internalizada de tal manera que sigue siendo el sexo un tema espinoso de tratar. Un hombre que con tanta pasión predicó el amor al semejante y la compasión, se me presenta corajudo y viril, así como extremadamente inteligente y paciente con los apóstoles que fueron ganados por sus enseñanzas, una imagen que se me contrapone a la otra, andrógina, asexuada, perversamente frágil e indefensa de hombre sin testosterona en la sangre.

Una imagen masculina que por supuesto de asentarse en el imaginario colectivo traería un serio conflicto de branding a la iglesia católica, que se vende como institución llena de seres por encima de lo humano, más cercanos a lo divino, emulando la insipidez sexual de Cristo. En la divinidad, según la iglesia, no hay sexo.

La paradoja con este libro es que estoy segura de que Brown no tenía la más mínima idea de las consecuencias colaterales que iba a traer la ficcionalización de tamañas teorías. Y ya se sabe que no hay mejor propaganda que la de Hollywood. Así que lo que le viene a la iglesia es realmente de novela.

Esperemos a ver qué pasa con el Evangelio de Judas… De repente a Brown se le ocurre otra ficción con él y definitivamente mientras hace millones, desbanca a la iglesia con sus nuevos “evangelios” salidos calientitos de los talleres de impresión de Random House. ¡Ah! y no se pierdan la inmaculada concepción del hijo de un Papa mezclada con complejos edípicos mal orientados en esta centuria, en su otra novela Angeles y Demonios donde Langdon también es el héroe de la ¿película?…

6 comentarios en “Código de novela

  1. La verdad que el libro de Brown lo que mas hizo (Ademas de entretenerme) fue hacerme buscar otros libros mas serios con respecto al tema. La pelicula de verdad, no me gusto mucho y me parece que mientras mas se queje la iglesia, mas millones ganara y, por supuesto, haran angeles y demonios.

  2. Kirita,

    ayer me contaron que el editor gringo de brown es el mismo que el de “Camino”, el librito de Escrivá y Balaguer. Aquí comienza la teoría de la conspiración: ¿Es el Código Da Vinci una “estrategia” del Opus dei para promocionarse por la via negativa? Yo no sé; pero me recuerda la alharaca mediática de Michel Moore contra Bush: parecía contratado por los Bush para hablar mal de los Bush.
    Conspiraciones aparte, la novela es una porquería no porque diga que Jesús hacía el amor como cualquier persona, ni porque María Magdalena sea su mujer, o porque la virgen María no sea virgen en el sentido himen de la palabra, sino porque es una mala novela pésimamente mal escrita. Simple y llanamente un bodrio. Igual que la película que ya vi y me aburrió infintamente. Si no quieres perder tu plata (aquí cuesta 6,4 euros el cine) no vayas, espara que la pasen algún domingo después del almuezro en algún canal soporífero. No te vas a perder de nada.
    Un abrazo.

    ps. Ahora estoy leyendo “El legado mesiánico”, otro libro de Baigent et al. Lo que me gusta de ellos es que están todo el tiempo diciendo que seguramente están equivocados…

  3. NASTAME

    Me llamó la atención el comentario de Juan Carlos. Creo que estamos de acuerdo en que la película y libro distan mucho de ser una obra literaria y fílmica en el sentido de la palabra. Sería un error buscar esos elementos como tales. Más bien tenemos que irnos a pequeños datos, pequeños símbolos o alegórías que podamos más tarde desarrollar.
    Creo que la idea fue tratar de llevar un mensaje a las grandes masas y facilitarles una especie de búsqueda.
    La humandad está hambrienta de cambios y los conceptos sagrados – religiosos están siendo cuestionados de alguna u otra manera.
    Como a bien lo dice Joana en el primer comentario: Le abrió el apetíto de búsqueda y consulta hacia elementos más serios.
    Ya Umberto Eco hacía referencia en una entrevista hace unos días que, cualquier persona que vaya a una librería y entre en la sección de ocultismo y esoterismo encontrará libros a montones que tratan los temas expuestos en el libro-film.
    Así que el tratamiento no es nuevo, sino que el temas o temas no se lo habían planteado a las grandes masas. Y por supuesto había que dárselos de una forma muy digerible.

  4. Creo que ya se anunció la preproducción de Ángeles y Demonios. A ver como el Vaticano pone el grito al cielo y los Iluminati protestan.

    Lo cierto es que Brown tuvo un inicio bien modesto con Digital Fortress y La Conspiración, pero las dos últimas novelas, que me han encantado por ese sensacionalismo literario que la ha envuelto, más el asunto con soceidades secretas, han catapultado a Brown a un sitio en el cual él nunca imaginó que llegaría.

    En mi caso, Da Vinci Code me impulsó a leer más sobre los Templarios.
    Ahora tengo en la mira el que mencionaste, Kira, al inicio de tu mensaje, pero en este pequeño pueblito llamado Puerto La Cruz, las librerías parecen no conocer El Enigma Sagrado.

    Un gusto leerte.

  5. Yo seré un poco de “la Peña” como dicen aquí en españa cuando se refieren a la masa, pero anoche ví la pelicula y está bien, a mi me gustó, no salí con esa sensación de que no terminara o de queder saber más o de que final más bueno, pero está bastante bien lograda, y además con buenas actuaciones. (claro como no me leí el libro pues tengo una visión cortita del tema)en fín, una pelicula de suspenso como cualquiera que nos puede gustar y estar satisfechos a muchos.
    Saludos…

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s