Divagación del extrañamiento

Avenida de Dhaka, Bangladesh
Avenida de Old Dhaka, Bangladesh

Estoy perdida en mi propio mar. Eso es lo que pensé ayer cuando exploraba algunos enlaces de blogs venezolanos. Hay tantos blogs nuevos o relativamente nuevos de los cuáles no me había percatado. Pero igual me sentí hoy, cuando salí de casa a la oficina luego de repasar la prensa venezolana, los blogs noticiosos, y me puse a mirar con atención el paisaje del camino tan familiar que me es ahora y que al mismo tiempo me es extraño. Paso el puente del lago de Banani, veo a las mujeres con sus saris y kamises coloridos, los rickshaws atestando el tráfico con sus decoraciones llenas también de colores brillantes, y me volví a sentir perdida en medio del agua de mi consciencia.

En mi habitación me siento en mi país, cercana e integrada a lo que me ofrece señales donde reconocerme. Y no más poner el pie afuera me enfrento al asombro del mundo que no es mío. Al que visito y me aproximo todos los días sin poder aprehenderlo por completo.

Es un extrañamiento diario si no me inmunizo antes pensando que estar tan lejos es “business as usual”. Sólo con esta experiencia de vivir fuera, he podido entender la nostalgia perenne de mi papá y mi abuela. Mi abuela que dejó su Rusia a los 20 años y nunca más volvió, cuyo contacto con madre y hermanas era epistolar hasta que la Segunda Guerra Mundial se las llevó en el cerco de Leningrado. Mi abuela murió a los 93 años. 73 años sin pisar más su país de origen. Ya cuando hubiera podido, no quiso. No quiso deshacer sus recuerdos.

Venezuela es tan diferente ahora. Aunque he vuelto de visita en 5 ocasiones en estos casi diez años a veces leo vocablos y modismos que no me son familiares en los blogs, como por ejemplo la palabra bizarro. La leo una y otra vez en todas partes. Se usa ahora mucho, pero hace diez años estaba ausente de nuestro vocabulario.

Yo hablaba ruso con mi abuela. Sólo ruso. Y cuando me ha tocado hablar con rusos post-URSS me dicen que uso palabras o digo cosas de manera que ya no se usa. Me he percatado que códigos culturales que aprendí de los rusos emigrados en Venezuela ya no existen, rusos que eran y muchos siguen siendo reminiscencias de la antigua Rusia imperial zarista. Así que hasta cierto punto mantengo los remanentes, el reflejo desvaído de una nostalgia centenaria, heredada de alguna forma .

Me pregunto qué pasará con mi nostalgia, si mi extrañamiento se angostará algún día. O si, cuando regrese padeceré la nostalgia de las referencias que manejaba. Arquitecturas que ya no están, palabras en desuso, entre miles de pequeños detalles que conforman una identidad.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

7 comentarios en “Divagación del extrañamiento

  1. Esto que hablas del lenguaje, lo conversabamos en Madrid Juan Carlos Chirinos, MéndezGuédez, Israel y yo.
    Israel nos comentaba no sólo la distancia que hay en lo que hablabamos antes de irnos y lo que se habla ahora. También la distancia generacional. Su hija flipaba cuando supo que para nosotros a su edad, besarse primero fue jamonearse y con los años fue caerse a latas. Si alguien de allá lee mi comentario pensará se le cayó la cédula para aludir a mi edad. Eso no se decía hace 10 años. Lo aprendí en los blogs.
    Luego comentabamos cómo escribimos los que tenemos tanto tiempo afuera. Afuera en un país en el que hablamos el mismo idioma. Y tenemos una mezcla curiosa, la verdad. La gente de acá piensa que hablamos como allá, la gente de allá piensa que hablamos como acá. Ni lo uno ni lo otro.

    Mis sobrinos son belgas pero vivieron muchos años en Colombia y Ecuador. En casa hablaban francés y estudiaron siempre en en Liceo Francés. Cuando volvieron a Bruselas (hace un años apenas) no los entendían. Ellos tampoco. Había un desfase en el habla.

    Es muy interesante lo que cuentas, Kira,

    A mí me mueve muchas cosas.

    Especialmente la parte de los padres.

    Mi padre murió sin volver.

    Cuento largo ya.

    Un beso.

    Pues la cédula la tengo en el piso yo también… me dejaste con la duda ¿cómo se dice ahora besarse?… De resto los cuentos acá los puedes echar tan largos como quieras…

  2. Me encanto la foto! No me imagino viviendo en un lugar asi, pero la escena es espectacular y tan colorida que provoca estar ahi.
    Eso es lo que pasa con los recuerdos que parecieran no poder existir sin la nostalgia. Y cuando nos recordamos de como eran las cosas, siempre medio idealizadas, nos entra una tristeza al saber que nunca volveran… pero el ahora tambien se va a ir en una rafaga casi imperceptible, asi que como que a disfrutarla mientras la tenemos no?

  3. JAJAJA!

    No me acuerdo, Kira….la hija de Israel lo dijo…pero me sonó tan raro que se me borró de la memoria….

    jajajajaja

    Cuentos…cuando pases por acá y quedes con Chirinos me avisas que me uno!

    un beso

  4. Bueno a mi me ha pasado igual con la cantidad de blogs nuevos que hay.

    Y con bizarro he tenido varias discusiones en foros acerca de ella. Porque ya no significa lo que significaba antes. Sinónimo de valiente. Ahora tiene el significado inglés de algo negativo.

    Pero lo que me llamó la atención son las fotos de la gráfica que pusiste, como de una campaña política que están pegadas a los postes.

    Muestran la cara de una mujer dándose a conocer…pero tiene el rostro cubierto. ¡Ja, toda una contradicción!

    Sería maravilloso si lograras un primer plano…conozca la candidata incognita tal….

    Saludos.

    Hola Khandika… No, no es una candidata… difícilmente. Cuando tomé la foto había una campaña de los fundamentalistas para que las mujeres se cubrieran con la abaya y cerca de esa avenida está la calle de los comercios que las venden. Por lo que creo que es simple y llanamente publicidad para venderlas. En esta ciudad tienes la calle de los comercios de telas, de la ropa, los teléfonos y así hay una de las abayas.

  5. Hola Kira! Demás está ya decirte que me encanta cuando me cuentas. Y digo “me cuentas” porque lo que imagino es un diálogo, entre tu y yo, y es maravilloso el ejercicio de ponerle voz a tus palabras, adoro que me cuentes cosas, las cosas que vives, y que son tu día a día. Llevas una vida muy singular, como una película, una mezcla de “People and Arts” y cine de arte y ensayo, con tu sello particular, que me encanta.
    El ruso es uno de los idiomas más bonitos de pronunciar. Tuve un compañero de trabajo que vivió en Bakú y aprendió ruso, y me enseñó algunas cosas, que luego repetía como un lorito ante otro compañero húngaro, que aprendió ruso por obligación, durante la intervención a su país, y por las cosas que yo le decía, el adivinaba que yo había sido enseñado por alguien del sur. Años después tuve otro compañero oriundo de Kiev, Ucrania, y me parecía maravilloso escucharlo hablar por teléfono con una novia que tenía. Cosas como “gabarit parruzki?”, “da”, “nieth”, “skolka moshna?” y la respuesta a ésta última, “stolka nushna, i volshe”. No se si las escribí bien, si se pronuncian así, te estoy hablando de hace más de 14 años lo más reciente, y de allí ningún otro contacto con el idioma. Me has hecho alucinar con tu relato. Te adoro!

  6. Kira, solo tengo 5 dias viviendo en Dhaka y gracias a Dios encontre tu Blog, me encanta. En cuanto lei el parrafo en ke dices >”En mi habitación me siento en mi país, cercana e integrada a lo que me ofrece señales donde reconocerme. Y no más poner el pie afuera me enfrento al asombro del mundo que no es mío. Al que visito y me aproximo todos los días sin poder aprehenderlo por completo”<
    me senti tan identificado ke decidi escribirte.
    aparte de la nostalgia normal de alguien ke tiene pocos dis de haber salido (nunca habia vivido fuera de Honduras, mi patria anorada).
    Pudieras ayudarme (o alguno de tus lectores) a encontrar algun club de expatriados, preferentemente de habla hispana para poder hacer mas llevadera esta existencia, la verdad no solo por el cambio de estar en un pais tan diferente al mio, sumale estar aki sin mi familia, y ademas en una ciudad como Dhaka ke en estos 5 dias no le veo ke me vaya a gustar.
    ojala este ekivocado porke la gente es muy amigable.
    te agradecere cualkier informacion y kedo un eterno lector de tu blog, saludos.
    oh, pueden escribirme a honduman@yahoo.com . Gracias !

  7. Soy española y llevo dos meses viviendo en Calcuta. He encontrado tu blog buscando información sobre el año bengalí. Me siento muy cercana a las vivencias y reflexiones que haces en tu blog,
    te mando un saludo desde esta parte del mundo!

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s