Días de fuego

Estos días de fuego en los montes.

Estos días brumosos por el humo de la quema, de pulmones congestionados y corazones dolientes.

Son el malestar, son el espejo.

El ahogo y lo que nos pesa.

El sol se muestra con su contundencia circular.

Un botón de oro en las mañanas y de sangre en el crepúsculo.

Para el alma, para el cuerpo.

Atraviesa los párpados y nos roba el sueño.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.