Archivo de la categoría: Elecciones3D

Divagación post-electoral navideña

Luego de una travesía llena de inconvenientes y retrasos, llegué a Barcelona este sábado pasado a pasar las fiestas con mi hermana, la rusa joropera y a deslastrarme un poco de la atmósfera asiática.

La diferencia de horas y el viaje accidentado me cansaron más de lo acostumbrado y es ahora que me estoy recuperando, con más ganas a dejarme caer por el blog y los de los demás.

Esta ciudad es tan placentera y vivible que es como un sueño, tras dejar atrás el caos y la muchedumbre de Dhaka. Me dispongo a disfrutar de esta estadía. De ser posible visitar gente amiga en Madrid y Holanda. No darle mucho al coco. Leer en español. Ya me empecé La Enfermedad de Alberto Barrera con toda la anticipación del mundo. Iniciaciones de Israel Centeno, no lo encontré anteayer, cuando hice mi primera compra de libros, pero ya lo conseguiré en estos días. Está en la base de datos del FNAC, así que es cosa de volverlo a pedir.

He leído las reflexiones post-electorales y siento un consenso en que los resultados dentro de todo fueron buenos. Percibo, en general, confianza en esos resultados y en el futuro de la oposición bajo una dirigencia orientada hacia la estrategia y no la reacción veloz e impensada. Leo respeto hacia la responsabilidad de Rosales en reconocer el resultado. Hay las voces más apocalípticas, los regadores del rumor de las conspiraciones y componendas. Pero son los menos. Todos los escenarios que señalan podrían ser verdad, pero el proceso fue concreto, las evidencias fueron concretas. Lo demás son hipótesis. Las pruebas abrumadoras de la abstención en los estratos de clase media y en los segmentos de edades más productivos de la población suscitan preguntas. Así como la participación de los estratos más bajos producen respuestas. Hay lecturas que hacer de estos resultados electorales, y trabajo que juega garrote por hacer para integrar en la responsabilidad democrática a los abstensores.

El trabajo no sólo es de la oposición. La abstención es siempre la duda. ¿Se está haciendo tan bien? ¿Se está haciendo tan mal? ¿O realmente da igual?

Cualquiera que sean la tendencia y el escenario escogidos que más se acomoden a lo que uno cree, hay trabajo por hacer. El país no está bien. Y declarar lo contrario es querer tapar el sol con un dedo. El país no está bien y es responsabilidad de todos. Y la responsabilidad de todos, cualquiera que sea el color que más nos guste o favorezca, es hacerlo avanzar dentro de los caminos democráticos.

Pero ya tenemos seis años por delante para seguir discutiendo, analizando, para estar de acuerdo o disentir. No hay prisa y eso es una ventaja. Podemos prepararnos, podemos trabajar en pos de lo que aspiramos.

Y cómo no hay prisa, pues es mejor dejar entrar el espíritu de las fiestas de fin de año y darle un hiato a la inquietud política. Olvidarnos de la preocupación existencial. Dejar reposar al guerrero que llevamos por dentro. Aposentarnos en el hogar y disfrutar de nuestros tesoros: la familia y los amigos. Ensimismarnos en lo que nos gusta. Degustar una buena comida, “enrumbarnos”, leer el libro pendiente, salir de compras dentro de lo que se puede, echar el viajecito relajador o ponernos al día con el cine y darnos maratones de películas en casa. Lo que más nos guste pues. Las oportunidades están allí para momentos de felicidad y paz. Sólo hay que aprovecharlas.

Periodismo ciudadano y Elecciones en 3D

La iniciativa de Luis Carlos, a la que se sumaron casi todos y apoyada tecnológicamente por To2blogs ha sido reseñada en Periodismo Ciudadano, un sitio sobre el que no se necesita explicar de qué se trata.

Creo que fue ejemplar la manera como todo el mundo participó en la experiencia, unos dentro de la tónica más personal, la mayoría reflejando la polarización que se vive, pero en general muy bien las reseñas de todo lo que veían y oían.

Así las elecciones cobraron esa tercera dimensión de la multitud de visiones y reflexiones durante la misma. Y se hizo lo propuesto de ponerse en plan de periodistas en acción ciudadana.

Hay que hacer la reflexión post-electoral de lo positivo que sacó la blogósfera criolla de todo esto.

Lo primero que se me ocurre es que esta experiencia de to2blogs se puede repetir. Se pueden crear canales por temas para discusiones a través del portal, o la cobertura de ciertos eventos que lo ameriten (no todos tienen que ser políticos, pueden ser un concierto, etc.). Los canales también pueden ser temáticos por las etiquetas que ya existen en el directorio. Y así en buscadores y para nosotros mismos, a través de tags o categorías podríamos localizar mejor los temas de nuestro interés, pero desplegados en una interface. Ya sé que uno puede buscar por las etiquetas del sitio de cualquier directorio pero no es lo mismo, tenerlo ya todo allí, desplegaditos ante los ojos los “post” que se van generando. Algo así hay en blogalaxia pero el despliegue por temas es limitado a unos pocos blogs y no es práctico.

Por supuesto, es una idea que no es para abusar de los panas de to2blogs, pero que obviamente se podría implementar en algún futuro y que quizás podría reportarles ingresos por publicidad temática a nuestros compañeros del portal y así financiar su proyecto.

Una de los temas podría ser retomar la discusión sobre esto de los blogs y el periodismo ciudadano. Sé que muchos andan desinflados y con ganas de sumergirse en pensamientos navideños nada más, pero apúntenlo por allí para después. Porque se demostró que se puede hacer y muchos lo hicieron de forma excelente.

Así blogueros nuevos pueden encontrar referencias y periodistas avisarse más antes de hacer un trabajo sobre este medio. Y nosotros ejercitarnos en la reflexión de esto que hacemos, ya sea que queramos ejercer el periodismo ciudadanos o solo bloguear bien, sin necesidad de “agremiarnos”.

Venezuela no es rojita, tiene un 40% azul

Debo reconocer que a un punto, poco después de la medianoche, me fui a dormir. Estuve monitoreando los blogs y luego decidí que realmente no tenía sentido esperar el resultado de las elecciones con 10 horas de diferencia en el horario. Me hubiera gustado que ganara Rosales, por variar el escenario político y para evitar el cambio que tanto anuncia Chávez que nos llena de incertidumbres.

Los blogueros reseñaron irregularidades como gente oficialista queriendo que se reabrieran mesas o motorizados rojos hostigando. No he leído reportes de azules comportándose sin civismo. En casi todos los casos, se pudo leer el compromiso de los blogueros con el voto. Algunos estaban llamando al fraude, hasta que el mismo Rosales reconoció su derrota con bastante gallardía y se comprometió a seguir en la lucha. A algunos esto les chocó, a otros el anuncio los llenó de derrotismo y depresión, a otros les dió las energías de la rabia para seguir en la lucha que no es sino la de la resistencia.
Aunque a esta hora todavía no se sabe el resultado exacto, la victoria de Chávez fue anunciada con porcentajes aproximados de un 60% sobre un 40%, con una abstención que se dice fue de un 25% +/-, una de las menores de la historia electoral si no me equivoco.

Pero lo importante de estas votaciones, aparte de la posibilidad de ganar, era contarse.

El presidente no puede pasar por alto ese 40% por ciento de oposición.

Quizás este es el verdadero resultado de las elecciones.

El verdadero resultado es que Venezuela no es roja. Que hay un buen porcentaje del electorado que es de la oposición y que ese electorado junto con el liderazgo de una oposición más organizada tiene que ganar los espacios que se perdieron en estos 8 años en el Congreso, las Gobernaciones y las Alcaldías.

La democracia no la maneja una sola persona en el poder, sino la participación de todos. Y no sólo un día de elecciones sino todos los días. Vivir en democracia es un asunto de todos los días.

A aquellos que están deprimidos, siéntase orgullosos porque ayer fue un día importante para la oposición.

Rodolfo tuvo gran razón en decir esto (las negritas son mías):

“…en estas elecciones pólíticamente hablando, dentro de la oposición hubo un claro ganador.Y ese fue Teodoro Petkoff. Su propuesta de que lo que había que hacer era política, desmarcarse de las salidas fáciles, aprovechar las oportunidades que ofrecían las campañas electorales resultó ser la más adecuada. La oposición logró tener contacto con todo el país y no solo con su reflejo. Y es que parte de la oposición parece vivir en el mito de las cavernas permanentemente. Hasta ahora los medios y los radicales habían logrado imponer su agenda y fracasaron una y otra vez. Cuando Borges se lanzó al ruedo el año pasado (pese a su partido por cierto) ya Teodoro tenía rato hablando de que la oposición fuera propositiva y no reactiva. Y su oferta del cestaticket petrolero fue un importante momento de la oposición este año. Y sí, Borges ya había asomado una propuesta similar antes, pero fue el catire el que logró por primera vez conectarla con la gente. Pero no hay que echarse a dormir, hay que hacer política, involucrarse en ella quitarnos el asco que podamos tener encima. A mover el culo. “

Y me he permitido citarlo antes de que me descalifiquen diciendo que porque no vivo allá, no tengo derecho a decir nada porque no me lo estoy calando. Rodolfo vive allá y lo dice, y lo refrendo.

Así es, estas elecciones no eran la salida inmediata y fácil. Sino ganar momento para dar inicio a una verdadera oposición, sin divisiones y unida bajo una misma estrategia que se dedique a ganar los espacios perdidos en estos últimos años. El mismo trabajo que hizo Chávez de ganar espacios desde el famoso “por ahora” en el 92, hasta su victoria en el 98.

Ahora es que falta, porque Venezuela no es roja. Y la democracia no es la imposición de una mayoría sobre una minoría.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Por cierto, que to2blogs se la comió con la cobertura bloguera

¡A Votar!

Hoy es el día.

No más queda decir sino que vayan a votar y que ojalá todo transcurra en paz. No se dejen provocar y si el resultado es adverso a tragar grueso y prepararse para los próximos años en oposición, que las soluciones a problemas complejos nunca son inmediatas.

Repito un post anterior sobre la cobertura bloguera:

Si quieren seguir las elecciones venezolanas de forma alternativa, pueden hacerlo a través de internet yendo al directorio venezolano to2blogs que ha facilitado una página para solo mostrar los posts que se irán haciendo durante ese día. To2blogs también habilitaron una sección de flickr para subir fotos.

La iniciativa de orquestar una red de blogueros ocupados en relatar lo que observen en las elecciones fue de Luis Carlos del blog Periodismo de Paz.

No es la primera vez que los blogueros venezolanos se unen en una causa, pero si es la primera vez que se organizan para un evento político con fines cívicos y para brindar una otra visión de las cosas.

Periodismo ciudadano a millón.

Los blogueros darán otra mirada fuera de las convenciones de la cobertura tradicional de los medios. Estoy segura de que lo harán con toda la responsabilidad del mundo porque el reto que se han trazado no es cosa pequeña.

Felicitaciones a todos, de antemano, por el buen trabajo.

¡A Votar! Por la democracia, nuestros derechos y la posibilidad permanente a que haya disensión.

Plagio, ética periodística y el 3D

Hace unos días cuando leí del plagio a Modulor, escribí un post que luego borré porque aunque me indignaba que le hubiesen robado un texto, y me dió gusto la solidaridad de todos, también me fastidió la insultadera solidaria y el meter en un saco a todo el gremio por el comportamiento de unos cuantos.

En este medio de la blogósfera, habemos algunos somos periodistas. Unos en ejercicio y otros como yo, que ya no lo están, pero que cuando lo estuvimos lo hicimos con orgullo profesional. Me abstuve de “postear” porque me iba a descargar a un mundo. Porque un mundo anda hablando de la pérdida del respeto en Venezuela pero una buena cantidad no masca en soltar un adjetivo nada halagador aquí y allá cuando emite una opinión.

Con lo de las elecciones se creó una red de blogueros para ejercer el periodismo ciudadano. Algunos, porque escriben en un blog, piensan que periodismo es decir lo que se ve y se piensa nada más, y que el tener un blog los hace de alguna forma periodistas. El periodismo entraña manejar la herramienta del lenguaje, teorías de la comunicación, metodologías de investigación, el manejo equilibrado de fuentes, la acuciosidad para citar contenido, diferentes estructuras de redacción para los distintos géneros, etc. No en balde a uno le enchufan en la escuela en la UCV, 2 años de castellano y redacción, y en mi época del viejo pensum 6 semestres de género periodístico. Pero así como hay una formación técnica, también hay una ética profesional bien clara y establecida en el código de ética del periodista, donde la difamación y la injuria están contemplados como faltas gravísimas, así como el plagio o recibir dinero de la fuente para manipular una información (palangre).

Todo eso, por supuesto, no implica que alguien sin preparación universitaria en el periodismo no pueda ser periodista, porque miles de casos hay en que el profesional se forma en la práctica y que goza de un talento innato para manejar la narrativa del periodismo. Pero amigos blogueros, para ser periodistas ciudadanos no basta sólo con tener un blog y decir lo que se piensa. Si realmente se pretende hacer periodismo ciudadano desde los blogs, entonces hay que manejar metodología y ética. No se puede andar “adjetivando” con libertad, y al reseñar un evento (que no es escribir una crónica) no se debería estar incluyendo opiniones sino relatando lo observado. Una cosa, por ejemplo, es decir que las mesas electorales se establecieron después de la hora pautada sin que se conozca la causa, y otra decir que gracias al desorden y la ineficiencia del CNE las mesas se establecieron tarde. El que se tiene que hacer el juicio es el lector, el reportero no debe hacer juicios de valor porque entonces está manipulando la información. Y de eso no se trata.

Porque esa es la cuestión. Todos somos leídos por personas que vienen a nuestro medio porque se sienten a gusto leyéndonos. Porque piensan que somos una “fuente” confiable y credible, porque piensan que no los estamos engañando y que nuestras posturas son auténticas y honestas, un testimonio vivo, sin las cortapisas que una línea editorial nos impondría en un medio tradicional. Y lo creen porque es así. Y si de ello ustedes no estaban tan conscientes antes, por favor, séanlo ahora, porque como dije en los post anteriores, las libertades entrañan responsabilidades. Y más ahora que van a participar en la red de blogueros “veedores” de las elecciones.

Al autor del plagio cometido al Modulor lo despidieron de su medio. Y por haber sido una falta de ética, el castigo está a la medida de la falta. No se engañen y no piensen que fue desmedido. En el comentario a Modulor, así lo dije. Quienes piensan que fue desmedido, entonces no le dan justo valor a lo que escriben. Pierden de vista que la palabra tiene poder y que ese poder es el que tanto se dice que tienen los medios. El poder de los medios es el poder de la palabra. El poder de crear una “opinión pública” al reseñar los hechos como ocurren. Y ese no es cualquier poder. Un pequeño juicio de valor aquí y allá pueden orientar la balanza aquí y allá. ¿Porqué creen que existe Aló, Presidente, y otros programas de opinión? La reseña constante de muertes y destrucción en Irak así como el comportamiento sexual hipócrita de líderes republicanos, han inclinado la balanza en contra de Bush en las elecciones del congreso. El periodismo que mostró estos hechos hizo decidir a la sociedad estadounidense por otra opción.

La crisis del periodismo venezolano se ha dado porque se han perdido las perspectivas del ejercicio profesional y la polarización nacional se ha reflejado en los distintos medios. La prensa en Venezuela es bastante tendenciosa porque las noticias están plagadas de juicios de valor cuando no deberían. Ello combinado con una deterioro en la formación profesional que ya se vivía desde hace más de 10 años, pues ha dado como resultado lo que vivimos hoy. Sin embargo, la disculpa a Modulor y el que se le haya dado un derecho a réplica revela que sí hay ética en el medio. Así que hay varios que deben una disculpa por todo lo que dijeron de El Diario de Caracas, el cual, por cierto, podría proceder legalmente en contra de ellos por difamación e injuria si así lo quisiera.

Pero no deja de enojarme cuando por el comportamiento de unos cuantos, se nos mete a todos en el mismo saco. Cuando han habido reporteros que han muerto ejerciendo su trabajo como Virgilio Fernández durante la intentona del 27 de noviembre, o los reporteros gráficos Tortosa y Aguirre muertos cubriendo marchas de protesta, o los que murieron en la tragedia de Tacoa hace más de veinte años como Marianela Russa y Carlos Moros, entre otros. Los que sufrieron persecusión por cubrir la matanza del Amparo o reseñar los desmanes de la Blanca Ibañez y que recibieron sus golpes en plenas redacciones por Disips, durante una guardia nocturna. Los que siguen acosados hoy, nos parezca o no lo que dicen, han sido amenazados y ello no tiene justificación. Y así hay periodistas que mueren en todo el mundo tratando de llevar información a otra gente. Esta profesión es digna e importante y hay muchos que padecen por ejercerla.

Piensen en esto, antes de decir de nuevo que todos los periodistas son “esto” o “aquello” porque sin quererlo están empezando a ser “colegas” con esto del periodismo ciudadano y sencillamente están escupiendo para arriba. Una cosa es ser críticos y otra insultar.

Y de ahora en adelante, piensen en lo que van a hacer cuando les pique la mano por escribir ese insultico, porque con esta visibilidad que se está cobrando ya no entra el “medalaganismo” de decir si no se tienen pruebas de lo que se dice. Así como uno tiene derecho a réplica en un periódico, el periódico puede tenerlo en el medio de uno… según nuestra Ley Resorte. O sea, no entra la escritura sin los ejercicios de una ética y una responsabilidad.

Copyright y Creative Commons

Para proteger los derechos del contenido de un blog hace falta algo más que una declaración de Creative Commons, porque dicha declaración no es legal jurídicamente para nuestro país. Para hacerla, en ello está trabajando el profesor Darío Alvarez, LTAD- FAU- UCV. Pero hasta ahora no es técnicamente legal. Esta licencia promueve el compartir la creación sin pedir permisos porque ya se han dado con la licencia. Hay distintas modalidades de la misma que dan menos o más flexibilidad.

Aunque el contenido de la licencia sí podría considerarse legal en Venezuela, la figura jurídica de “licencia” como tal de Creative Commons en Venezuela es lo que no lo es. Eso significa que cualquiera que desee usar el contenido de un blog debe pedir permiso así esté presente la licencia. Es una paradoja legal pero es así, sobre todo porque la licencia de Creative Commons está basada en la ley estadounidense en relación a los derechos de autor y para hacerla legal en nuestro país hay que adaptarla a nuestra legislación y darle jurisdicción. Otro detalle es que aunque haya traducciones del resumen de la licencia, la licencia completa o lo que podría considerarse el contrato entre el autor y el que usa el contenido, está en inglés y ello ya introduce otro obstáculo legal.

Aparte de la Licencia Creative Commons que es muy cool pero que no tiene jurisdicción legal en Venezuela, les recomiendo que establezcan que lo escrito en el blog es de su autoría y que sólo se puede reproducir bajo ciertas condiciones si es que así lo desean. Les recomiendo a todos hacerlo explícitamente al pie de su página y/o poner una página aparte o un post con link resaltado en la barra lateral donde establezcan su derecho de autor, pero dentro de su blog no con un link externo.

Recursos:

Ley sobre Derechos de Autor en Venezuela

Convenio de Berna para la protección de las obras literarias y artísticas

What is copyright?

Código latinoamericano de ética periodística

Blogger’s code of ethics

Blogueros para las Elecciones del 3D

Si quieren seguir las elecciones venezolanas de forma alternativa, pueden hacerlo a través de internet yendo al directorio venezolano to2blogs que ha facilitado una página para solo mostrar los posts que se irán haciendo durante ese día. To2blogs también habilitaron una sección de flickr para subir fotos.
La iniciativa de orquestar una red de blogueros ocupados en relatar lo que observen en las elecciones fue de Luis Carlos del blog Periodismo de Paz.

No es la primera vez que los blogueros venezolanos se unen en una causa, pero si es la primera vez que se organizan para un evento político con fines cívicos y para brindar una otra visión de las cosas. Periodismo ciudadano a millón.