Adiós al Papa

Acaba de terminar la ceremonia funeraria y no dejo de pensar en el contraste de toda la gente que genuinamente acudió a expresar su afecto a Juan Pablo II y los líderes mundiales que sólo cumplían con un deber diplomático.

Los gritos de su nombre en italiano, el santo, santo, santo que empezaron a vocear, todos los aplausos ojalá y hayan conmovido en algo a aquellos que han decidido el destino de la historia mundial declarando guerras o ignorándolas y siendo responsables de la muerte de cientos de miles de personas por acción u omisión.

Mucha gente cuestionó el conservadurismo de este Papa en relación al aborto, el sacerdocio femenino, la anticoncepción y el divorcio, pero tampoco supieron ver su prédica de paz, amor, perdón y compasión por encima de asuntos que entran en contradicción con el dogma de la santidad de la vida humana y el matrimonio, la misma prédica con la que condenaba la pena de muerte y las guerras.. La prédica de que todos los seres humanos somos iguales y de que cada uno de nosotros contamos y somos importantes en este mundo. Esta igualdad no fue exaltada sólo en un sentido espiritual -ante los ojos de Dios-, sino también político, civil: el de la igualdad efectiva, factual. La de todos ante los ojos de todos.

Yo no soy particularmente religiosa pero he admirado la figura de este hombre que supo bajar la iglesia de su pedestal acercándola más a la gente, en especial a los jóvenes. Sus 26 años de papado contrastan con la labor de sus predecesores y son la vara de medida para el que lo suceda, ya que no podrá dejar de lado la labor evangelizadora con los viajes y deberá admitir mayor flexibilidad ante ciertos temas que reclama la comunidad católica de todo el mundo.

Hoy ha sido el funeral más grande que ha habido en la historia, seguido por millones de personas a través de los medios, lleno de simbolismo y mensajes de amor y humildad, de pluralidad y universalidad que espero dé qué pensar a aquellos que tienen destinos de países y gentes en sus manos.

A quienes quieran leer su testamento está aquí:
http://www.20minutos.es/noticia/15306/0/testamento/papa/integro/

De donde extraigo el último párrafo:

En la medida en que se acerca el límite de mi vida terrena regreso con la memoria al inicio, a mis Padres, al Hermano y a la Hermana (que no he conocido, porque murió antes de mi nacimiento), a la parroquia de Wadowice, donde he sido bautizado, a aquella ciudad de mi amor, a los coetáneos, compañeros y compañeras de la escuela elemental, del gimnasio, de la universidad, hasta los tiempos de la ocupación, cuando trabajé como obrero, y en seguida a la parroquia de Niegowie, a aquella Cracoviana de San Floriano, a la pastoral de los académicos, al ambiente… a todos los ambientes… a Cracovia y a Roma… a las personas que en modo especial me han sido confiadas en el Señor.

A todos quiero decir una sola cosa: “Dios os recompense”

“In manus Tuas, Domine, commendo spiritum meum”

5 comentarios en “Adiós al Papa

  1. Gracias por compartir el enlaze :)
    Totalmente de acuerdo con tu post…ante K.W. no hay de otra que quitarse el sombrero.
    Cari�os
    Carito

  2. Difiero de ti en relaci�n al “bajar la religi�n de un pedestal”. No soy cat�lica pero fui educada por los jesu�tas.
    K.W fue a la cacer�a de la Teolog�a de la liberaci�n, un viraje que dio el evangelio en latinoamerica para estar m�s cerca de los pobres. Para estos la salvaci�n no es posible si hay desigualdad e injusticias.
    En cambio apoy� a las congregaciones m�s conservadoras y de ricos como el Opus Deis y los legionarios de Cristo.
    Saludos.

  3. Hola Bolboreta…Es cierto que favoreci� a los Opus Dei y Legionarios… cuando escrib� lo de bajar a la religi�n de un pedestal me refer�a a acercarla a la gente con el ejemplo de sus viajes. La Teolog�a de la liberaci�n ten�a un componente pol�tico que supongo no era conveniente a la orientaci�n de la iglesia en ese momento. Pero tambi�n tengo entendido que la acci�n misionera y otras �rdenes dedicadas a los pobres han tenido respaldo de su papado tal y como la de la Madre Teresa. Percibo la amabilidad de la figura del Papa dentro del contexto de la instituci�n que encabezaba que como todos sabemos est� llena de defectos y virtudes, y la cual como todo en este mundo es perfectible.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s