Breve sobre la luz

Veo la nube solitaria, sobre la ciudad aletargada.

El silencio que brinda el encierro nos aquieta. Se va la luz. Y pienso: se fue la luz. Luego siento y estoy segura de que no hay luz hace tiempo. Cuando anochezca volverá la batalla en Petare y el ruido de los disparos indicará la oscuridad. En ella no hay sosiego. Y las noticias de venezolanos muertos o apresados inundarán las redes sin sorprender a nadie, sin escandalizar. Luego recuerdo que hay una enfermedad que nos asedia. Y pienso que ello pasará rápido mientras esperamos por la luz. Anhelo permanente que la nube solitaria atestigua en la lasitud de la tarde que se va.

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .