Por el Voto

Luego de leer uno que otro post en la cercanía a las elecciones y uno que otro e-mail en listas de correo de gente insultando a otra (del mismo bando) por diferencias de opiniones, he decidido ser antipática.

Yo me considero liberal, porque creo en la libertad. De elección, de conciencia, de reunión, de culto, entre demás libertades. Y como creo fervientemente en ello, respeto la libertad del otro y los derechos que ello le confiere siempre y cuando no se dañe a nadie. Con lo que ya le doy límites a la libertad que ejerzo. No soy libre de matar, abusar, irrespetar, robar o en general de dañar a nadie y nadie es libre de hacerlo a mí.

Quiero pensar que tenemos un país democrático. Constitucionalmente estamos en un país democrático. Y lo que dice nuestra carta Magna es lo que nos define legalmente como país. Y la democracia no la entiendo como la imposición de unos en mayoría sobre otros en la desventaja de la minoría. La entiendo como el compromiso de unos con otros por conseguir un bienestar común bajo la dinámica de los procesos inherentes a ella.

Y por ello el voto el 3D debería ser por otras tres “des”: por la democracia para refrendarla, por la disidencia para establecerla como posibilidad permanente, por los derechos de todos para seguir gozando de ellos.

El voto no es sólo un derecho constitucional sino un deber moral.

En Venezuela nos hallamos sumidos en una contienda ideológica y de concepto de país que nos resulta difícil de dirimir.

Para ambos bandos la victoria de uno u otro representa una negación a sus libertades. Para ambos la victoria del otro es la terminación de sus oportunidades de progreso. Para unos Venezuela es una cosa y para otras Venezuela es otra. Y por ello las radicalizaciones y los odios que han envenenado todo.

Y digo todo, porque quienes defienden la candidatura azul como ideal de las libertades en oposición a la conversión de Venezuela en una nueva Cuba, no mascan en descalificar e insultar al otro, odiarlo y prometer acabar con él. Y los que defienden la roja convencidos de que su propuesta es la que promueve libertades a través del establecimiento de un socialismo “nuevo” tampoco mascan en descalificar e insultar al otro, odiarlo y prometen acabar con él.

Hay que ser responsables. Nos duela. Nos enoje con nosotros mismos. Nos pese de cualquier manera. O nos exija poner más de nosotros.

No insulten, no vejen, no descalifiquen. Opinen con argumentos e inteligencia. Por encima de todo respeten al otro. Aunque no reciproque. Aunque haya provocaciones.

Uno debe responsabilizarse por lo que dice o hace y asumir las consecuencias de ello. Y la irresponsabilidad puede llevar a la violencia o la radicalización de procesos que no deseamos.

La de no votar puede llevar a perder una democracia de ya casi 50 años.

Hay que ir a votar para poder seguir siendo responsables y no víctimas de las circunstancias. Hay que mostrar la voluntad democrática y la participación al mundo, al gobierno, a los bandos, al vecino, a nuestros hijos. Hay que infundir el respeto y cuido por la libertad que ejercemos con responsabilidad.

Vayan y voten.

Hay que mirarse hacia dentro de vez en cuando y exigirse. Aunque sea antipático hacerlo y aunque provoque bañar de insultos a quien nos insulta.

La intención de este post es llamar a reflexionar sobre nuestras decisiones. De como el simple acto de votar, aunque algunos crea que habrá truco, es ya una declaración de principios en favor de las libertades. Y en que si hay que darle la victoria al otro, hay que comprometerse en el respeto pero no en la sumisión ni la renuncia de dichos principios.

Sumarse a la discordia que nos separa es hacerle el juego a eso que tanto estamos criticando ahora.

La democracia es nuestra responsabilidad y hay que demostrar que somos activos en ella.

Hay que demostrar que somos muchos, porque el espacio que ocupamos en nuestro país no se puede dejar abandonado.

6 comentarios en “Por el Voto

  1. Tu opinión es fiel reflejo de los principos ciudadanos democráticos básicos, que nos inculcaban en la escuela cuando nos daban Moral y Cívica. Hay que recalcar que así debe ser la posición de todos los ciudadanos, pero de allí a lo que tenemos ahora, lamentablemente hay cada día más distancia.

  2. Hola Kira..

    Muy de acuerdo contigo en cuanto a la responsabilidad que significa escoger quien guiara el destino del país donde naciste y donde vives… Aquí donde todos los días te levantas a echarle un camión de ganas al trabajo para que tus hijos tengan mejores oportunidades que las que uno pudo tener. Yo si¡¡¡¡ el domingo bien temprano voy a votar junto a mi esposo y a mi hijo, a dar el ejemplo a los que todavía dudan en hacerlo y a ejercer mi derecho a escoger a quien pienso que representa una parte de lo que quiero como país, si gana seré muy Feliz y si pierde me iré para el carajo de aquí!!.

  3. Digo de antemano que solo estuve en Caracas una semana y es todo lo que conozco de Venezuela. Eran otros tiempos y ya no se parece en nada a lo que yo conocí. Lógicamente no tengo referencias suficientes como para opinar más que de una manera genérica sobre un tema tan particular como son las elecciones en un pais que no es el mío (aunque la verdad es que hoy día las comunicaciones nos acercan bastante a unos paises y a otros). Mi teoría es que coincidiendo contigo en que hay que ir a votar, creo que habría que tener en cuenta que en un pais en que el Estado está presente en casi todo, la oposición tiene pocas oportunidades de superar un determinado techo y menos si comparece desunida.

    En España tuvimos 13 años a Felipe Gonzales y aun habiendole votado muchas veces, creo que fue muy importante que saliese del gobierno y conocieramos otras formas de gobernar, como también lo ha sido que en las últimas elecciones volviera a gobernar la izquierda. Quería decir con eso que la alternancia siempre enriquece, aun cuando lo que venga después sea peor que lo anterior.

    Hablando de otra cosa, he entrado aquí buscando en el google a Tagore (que fue una de mis primeras lecturas poéticas -traducido por Zenobia Camprubí) y me he quedado leyendo por un largo rato pues tienes una escritura muy amena. Y nada más. Un abrazo cordial.

  4. Hermosas reflexiones Kira, mis respetos a todos los participantes.Bastaría con aplicar la Constitución Nacional y nuestras leyes de manera sistemática, rigurosa y efectiva, para que todos los ciudadanos mejoraramos integralmente.Lamentablemente las cosas no lucen hoy día tan sencillas.Los problemas de América Latina y de Venezuela, parecieran muchísimo más complejos que la rectas intenciones de nuestra respetada compatriota Kira. Pienso que la lucha política precisamente ha sido reducida a la defensa de intereses de las internacionales poderosas que las defienden,sustentan y tratan de implementarlas, a veces imponiéndolas atodo evento. Sus planes no son ficticios, ni ilusorios, son reales, existen y se están llevando adelante con pasmosa sincronía.El control de la botija multimillonaría que produce el petroleo venezolano es el verdadero trasfondo de toda esta trama de intereses.Los sistemas políticos y económicos en disputa por el control del poder en Latinoamerica no escatimarán esfuerzos, ni vidas en sus planes de prevalecer uno sobre el otro,es la triste realidad, por dantesca que nos parezca.En el medio de esa terrible disputa nos encontramos nosotros los humildes ciudadanos, quienes somos usados como carne de cañón por los líderes de esas málevolas organizaciones. Algunos las llaman a ambas así: la internacional del odio socialista (comunista) por una parte,y la derecha fascista oligárquica recalsitrnte por la otra. Ellas en su abierta contienda han generado y producido genocidios, guerras fraticidas, invasiones,intervencionismos,derrocamientos y golpes de estado, asesinatos de líderes,guerrillas, muerte, desolación. El gran desafío actual de las sociedades, más allá de resolver los más urgentes problemas sociales y económicos de los pueblos, pareciera más bien ahora ,el de lograr la convivencia pacífica y el sostenimiento de sistemas de gobierno autenticamente democráticos, sin caer en la tentación de suprimir el desarrollo integral humano,las libertades y los derechos individuales. El problema ha sido, que las llamadas democracias liberales no han sabido llenar las expectativas colectivas de los pueblos que generaron, frente a la patética realidad que viven las poblaciones cada vez más empobrecidas. Como consecuencia, caudillos mesíanicos demagogos de izquierda o de derecha muy populistas, aprovechan tales circunstancias, para apropiarse del poder ofreciendo toda clase de promesas y chantajes que mantienen a sus pueblos aún más esclavizados.¿Votar? muy bien, es lo mejor, pero debemos también tener plena consciencia de que el dilema al que nos estamos enfrentando en muchísimo más grave y trascendente de lo que parece; aquí lo que está en juego no es una simple eleción de presidente, se trata de defender la vigencia de la Constitución y las leyes, el estado de derecho y el sistema democrático, a nuestro juicio seriamente amenazado, aunque “los devoradores de pueblos” hayan sabido habilmente enmascararse desde hace ya decadas conspirando, como confesamente han revelado ahora. Por eso hay que decidirse a votar.Gran saludo.

  5. I
    Vaya, que nota! Me ha tocado en el spam las siglas E Cioran (¿será algo premonitorio?)
    II
    Me ha gustado el comentario de ManoloTel
    III
    El tuyo iba a poner tan sólo: necesidades dialécticas.
    IV
    OM!
    VI
    Despedida. (Y fin de acto electrónico, por hoy)

Deje un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s